Los estudios de pisada no deben ser realizados por centros comerciales o marcas deportivas

Según destaca el “Estudio de la pisada en los deportistas y sus riesgos” encargado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos (CGCOP) a la Sociedad Española de Biomecánica y Ortopodología (Sebior) y a la Sociedad Española de Podología Deportiva (Sepod). Lugares como tiendas o centros comerciales donde se hacen estudios de pisada no son los centros adecuados ni poseen el personal formado como para dar un diagnostico adecuado.
Precisamente, este trabajo ha sido suscrito este martes por el director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), José Luis Terreros, quien ha subrayado la importancia de una adecuada formación en los profesionales que ayudan al deportista y ha afirmado que a la hora de iniciarse en un deporte, no se le da la adecuada importancia a realizarse las pruebas oportunas por parte de especialistas.
En este sentido, el presidente del Consejo General de Colegios de Podólogos, José García Mostazo, se ha referido a las competencias legales del podólogo, la prevención, diagnóstico y tratamiento de las afecciones y deformidades de los pies y ha agradecido la labor desarrollada por la Comisión de Intrusismo del CGCOP encabezada por Francisco Javier Serrano en la lucha contra este problema.

“Recomendar una plantilla concreta premoldeada o estándar, o un tipo de calzado corrector en base a un estudio de la pisada o a otro tipo de análisis, sin el informe del podólogo o del médico, puede constituir un ejercicio de diagnóstico y prescripción enmascarado; en cuyo caso, supone un acto de intrusismo, o al menos de inclusión en competencias profesionales propias y exclusivas del médico y del podólogo”, ha detallado.
Dicho esto, el experto ha abogado por incorporar la Podología a la asistencia sanitaria pública, recordando que el pie del deportista es uno de los que requiere especial atención sanitaria debido a las lesiones. De hecho, ha avisado de que la Podología se basa en estudios científicos y de que actualmente se está comerciando con este término

“Es muy importante que un estudio de la pisada sea realizado por un profesional sanitario ya que, de no ser así, el deporte puede convertirse en un riesgo para la salud en vez de en un beneficio. Cuando se prescribe un tratamiento con unas plantillas, si estas no están bien hechas, tienen un efecto contraproducente en el paciente”, ha insistido.

Asimismo, el presidente de Sepod, Ángel González de la Rubia, ha aludido a un estudio de campo realizado en el último maratón de Madrid, en el que se mostró que los atletas que se hicieron un estudio de la pisada, el 30,2 por ciento se la realizó en la propia tienda deportiva. Y es que, tal y como ha informado, el 80 por ciento pisa mal y el 33 por ciento lleva plantillas no personalizadas.

“En algunas tiendas deportivas se ofrecen estudios de la pisada sin el debido rigor profesional, para recomendar uno u otro calzado, o incluso plantillas prefabricadas con usos y virtudes concretas, según el fabricante. Un diagnóstico erróneo puede dar lugar a que cualquier vendedor comercialice una plantilla que no es la adecuada. Hay que hacer un diagnóstico certero, tanto biomecánico como podológico”, ha afirmado Castillo.

Por su parte, el ironman Javier Herrero, ha contado que al comienzo de su carrera deportiva no conocía la importancia de la figura del podólogo y se autodiagnosticaba. Comenzó a usar unas plantillas estándar que le ocasionaron una lesión que le impedía competir. Acudió a un podólogo deportivo que le realizó un estudio de la pisada completo y le fabricó unas plantillas a medida.

Tres meses después, quedó sexto en el Triatlón Internacional de Abu Dabi y en menos de cinco logró muchas de sus metas deportivas, entre ellas la posición 17 en el ranking mundial. “Ese año, si no me hubiera puesto en manos de un podólogo deportivo todo lo que me sucedió hubiera sido una quimera. No he vuelto a tener ninguna lesión”, ha zanjado Javier Herrero.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *