Lo que debes saber si corres de noche

correr de nocheYa sea por trabajo, familia, por preparar una carrera nocturna o simplemente por preferencia, existen muchos runners que eligen la oscuridad de la noche para salir a correr.

Por uno u otro motivo salir a correr de noche tiene sus beneficios e inconvenientes, también sus riesgos y facilidades, para todo ello aquí tienes consejos, trucos y accesorios para practicar el running nocturno con toda la seguridad y satisfacción posibles.

Puede parecer que correr en la oscuridad es igual a correr a plena luz del día pero no es así, ya que el flujo óptico que es la sensación visual que tienes al moverte a través de un entorno es rápido ya que solo aprecias los objetos que están más cercanos a ti. Esto puede mermar tu rendimiento las primeras veces que sales a correr en estas circunstancias, pero si entrenas habitualmente pronto volverás a recuperar tus tiempos.

El mayor problema se concentra en la falta de visibilidad, la nuestra y la que el resto del mundo tiene sobre nosotros. Para solucionarlo deberías utilizar prendas claras y con apliques reflectantes. Aunque corras por la ciudad muchas veces el alumbrado público es insuficiente deberías llevar un frontal. Quizá parezca algo aparatoso llevar una luz en la cabeza pero más vale prevenir y ya en la primera salida valoraras su utilidad.

Correr por una zona conocida y si es necesario dando vueltas al mismo recorrido que dominas servirá para tener un mayor control sobre la situación. Tienes que tener en cuenta que el lugar que de día parece ideal para correr, de noche puede ser complicado o peligroso para transitar.

Correr con la compañía de otros runners también es ideal para estas ocasiones, ya que te permitirá realizar tus entrenamientos más motivado, relajado y seguro.

Al correr de noche por zonas con otros vehículos automóviles y bicicletas, lo ideal es hacerlo de cara al tráfico y siempre por el arcén cuando no tengamos acera disponible.

Por si hubiera alguna emergencia sería bueno llevar consigo el teléfono móvil y sobra decir lo aconsejable que es correr sin auriculares, porque así podrás estar más alerta a los sonidos de tu alrededor, incluyendo la bocina de un auto o el aviso de un ciclista.

Dentro de los beneficios de correr de noche esta el favorecer la liberación de tensiones acumuladas durante todo el día, ayuda a conciliar el sueño y el despertar será mucho más fresco y energético. Además nos ayuda a que el gasto calórico sea mayor, las calles están vacías, por lo que no habrá tantos obstáculos que te puedan poner en peligro.

Como has visto, los beneficios son abundantes. De hecho, cada vez son más las carreras que se disputan a oscuras convirtiéndolas en una buena forma de competir.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

1 Comentario

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *