Como afecta en la carrera tener los pies planos

pies planosLos pies son la base de nuestro apoyo y a la hora de correr a parte de soporte tienen la función de estabilizar e impulsar nuestro cuerpo. Por lo tanto cualquier alteración que sufran nuestros pies tendrá consecuencias a la hora de desarrollar una actividad.

 
La bóveda plantar es el arco normal que presenta la planta del pie, su creación depende de la estructura ósea del pie, de los ligamentos y de forma muy importante, del desarrollo muscular.

 

 
Desde los primeros años de vida el pie va conformando su estructura, especialmente según se desarrolla su musculatura. El mantenimiento de la hiperlaxitud del pie por falta de actividad de la musculatura plantar, o por un aumento de la carga (como sucede con el sobrepeso), aumentan el riesgo de sufrir un pie plano. Por eso se aconseja la realización de ejercicio como caminar de puntillas o descalzo por superficies de arena o césped que estimulan la actividad de la musculatura plantar en edades tempranas.

 

 
Se estima que un 20% de la población mundial presenta un cierto grado de pie plano en uno o ambos pies. Pero tener un pie plano no significa necesariamente tener un hándicap negativo para correr.

 

 
Correr es un gesto cíclico y cualquier alteración en la movilidad normal de las articulaciones obligará a la musculatura afectada a trabajar de manera forzada. Estas variaciones que la musculatura puede soportar son temporales, dependiendo de cada cuerpo serán más prolongadas o más reducidas, en muchos casos acaba apareciendo la lesión. Así pues, cuanto más trabajada tengas la musculatura implicada en la carrera con ejercicios de propiocepción del pie y del tobillo menor probabilidad de sufrir molestias.

 

 
Tener los pies planos no es sinónimo de sufrir una lesión. Hay muchos corredores con este problema que jamás han tenido molestia alguna. Para ello a parte de la musculatura la técnica es esencial. Por ello, Cuanto más tiempo puedas correr con una buena técnica de carrera el riesgo de lesiónes será menor.

 

 
Tener una vida laboral en la que debes estar muchas horas de pie, expone a tus extremidades a más carga y a la hora de entrenar tus pies estarán más fatigados. Otra circunstancia a tener en cuenta es el sobrepeso, cuantos más kilogramos tenga que soportar el arco plantar más fatiga muscular tendrá nuestro cuerpo.

 

 
Las lesiones más comunes relacionadas con el pie plano son la fascítis plantar o la tendinitis aquilea, totalmente evitables si trabajamos la musculatura y la técnica de carrera. Otra forma de evitar dolencias con los pies planos son estudios biomecánicos por parte de podólogos deportivos, ellos valoran cada caso individualmente, decidiendo si es necesario utilizar plantillas personalizadas.

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *