Un español ante el mayor desafío: el Gigathlon

cendrero2Existen numerosas y muy reconocidas pruebas de ultra distancia. Competiciones donde el desafío a los límites del ser humano sobrepasa la línea roja de lo extremo. Y luego está el Gigathlon. La prueba consta de más de 400 kilómetros repartidos en dos días y realizados en cinco modalidades deportivas diferentes. Por primera vez en la historia, un español tratará de finalizarla. El madrileño Alberto Cendrero atiende a la web de Revista Elite Sport instantes antes de partir hacia el país helvético. ¿Por qué el Gigathlon? Es lo primero que le preguntamos a Cendrero, que asegura que “tras participar el año pasado por primera vez en un Ironman y el Madrid Trailwalker, quería probar algo diferente”. Además, como reconoce, “han competido varios españoles, pero ninguno ha conseguido finalizar la prueba de los dos días, por lo que ser el primero me hace especial ilusión”. El Gigathlon es una competición al alcance de muy pocos. Un reto extremo para el que hace falta valentía, preparación, coraje y mucha dedicación. Consta de 405 kilómetros que habrán de completarse en cinco modalidades distintas: natación, bicicleta de montaña, patinaje, carrera a pie y bicicleta de carretera. La preparación para la prueba, tanto física como mental, es la clave de este tipo de competiciones. “Busqué a profesionales de los retos de grandes distancias y di con mi actual entrenador en SanusVitae”, explica Cendrero, que añade: “él fue fundamental para mí, me dio a elegir entre cantidad o calidad en el entrenamiento y ahí es donde he mejorado muchísimo, en la eficiencia del esfuerzo”. Respecto al apartado psicológico, el sostén de cualquier deportista, el madrileño reconoce que tiene suerte porque es su “punto fuerte”. Como él dice, “es necesaria una puesta a punto del apartado físico, pero la cabeza es la que manda y te hace visualizar la prueba. En mi cabeza ya he cruzado la meta mil veces”. Así, el objetivo no puede ser otro que inscribir su nombre en la lista de los que terminaron el Gigathlon 2015: “No me importa el tiempo, tan sólo quiero disfrutar y lograr finalizar la prueba”. Deportistas como Alberto Cendrero ven condicionada su día a día con la preparación física que necesitan para cumplir con sus desafíos. Combinar trabajo y afición es fundamental. “Por suerte”, cuenta Alberto, “puedo ligar mi trabajo como profesor de Educación Física e Inglés con el deporte porque motivo a mis alumnos a través de vídeos y el ejercicio físico”. Respecto a la división de horarios, asegura, “la clave es la organización y ser eficaz en el entrenamiento”. Otra de las piezas fundamentales del puzzle son los apoyos. Por un lado, de la familia: “Al principio mis padres se preocuparon e incluso me decían que por qué no me dedicaba a algo más tranquilo como un maratón, pero son todo comprensión y nunca he tenido trabas”. Y, por otro, en el apartado profesional. Además de SanusVitae, importantes en la trayectoria de Alberto Cendrero son Fisiosport Madrid, Se rueda Rollershop y Kalas, marcas y empresas que le dan el empujón necesario para enfrentarse a cada desafío. ¿Qué será lo próximo? Tras la cita suiza, Cendrero tiene previsto mudarse a Texas (Estados Unidos) por cuestiones laborales. “Ya tengo echado el ojo a un par de pruebas de larga distancia allí… pero hastaaquí puedo leer”. El movimiento se lleva en los genes. No hay duda. Descargue aquí la revista Elite Sport

Otras noticias
También en la web
Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *