Al Banco de Valencia se le atraganta el asunto Matas

Publicado por en Bancaja, Finanzas, Tribunales.

¿Se pueden prestar 3 millones de euros a Jaume Matas sin hacer ruido? No es fácil, dadas las circunstancias, pero el Banco de Valencia, filial de Bancaja, lo ha hecho aún más difícil al intentar mantener su habitual discreción en un asunto de tanta alarma social. En primer lugar, el banco que dirige Domingo Parra (foto), al parecer, amigo personal del ex presidente balear, intentó ocultar que los 3 millones se los ha prestado enteritos él (el banco, no Parra) mediante una burda maniobra que ha quedado al descubierto a las primeras de cambio. De acuerdo con su cliente, envió la mitad del dinero al juzgado a través de la cuenta de Matas en Caja de Arquitectos, una entidad pequeña que a lo mejor pensaban que se iba a quedar callada. Y no fue así, claro.

La caja ha sacado esta mañana el siguiente comunicado: “Ante las noticias aparecidas en diferentes medios de comunicación, Caja de Arquitectos manifiesta que la transferencia realizada por orden de D. Jaime Matas, por importe de 1,5 millones de euros, al Juzgado de Instrucción nº 3 de Palma de Mallorca para el pago de su fianza, se hizo contra una transferencia de fondos del cliente del mismo importe proveniente del Banco de Valencia. Por tanto, Caja de Arquitectos NO HA FINANCIADO NI AVALADO IMPORTE ALGUNO DE LA FIANZA”.

El banco podía haber prestado los 3 millones directamente y emitido un comunicado explicando que lo hizo para ayudar a un viejo cliente que está en apuros, que el préstamo está respaldado por garantías personales y reales suficientes y que se hizo a precio de mercado. Y además, que pasó por el consejo de administración la semana pasada, con lo que ya no es sólo cosa de Parra. En casi todas las fianzas de cierta cuantía hay un banco detrás, por muy chorizo, pederasta o mafioso que sea el beneficiario.

En lugar de eso, la filial de Bancaja emitió un comunicado defendiendo la operación pero sin revelar su verdadera cuantía. Como si no nos fuéramos a enterar.

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

5 comentarios a “Al Banco de Valencia se le atraganta el asunto Matas”

  1. de vergüenza

    que vergüenza que presten el dinero a la gente que PRESUNTAMENTE son unos ladrones y a los pobre trabajadores no le presten 15.000 euros para pagar y dar de comer a sus hijos que VERGUENZA BOCHORNOSO
    DAR A LOS RICOS PARA QUE NOS SIGAN ROBANDO A LOS POBRES QUE VERGUENZA

  2. Estela

    Estaba claro que Matas iba a conseguir el dinero… y los bancos, son bancos… ni más ni menos y se dedican a ganar dinero a través de préstamos… si Mata va a la cárcel, si matas no devuelve la fianza… Bancaja se queda con el piso de Madrid, con el palacete de Palma y al saber cuántas casas más.. y fijo que a precio de mercado valen más que lo que han avalado…

    Eso sí, si ellos están en su derecho de seguir haciendo su negocio yo estoy en mi derecho de no trabajar con un banco que ha ayudado a poner en la calle el que se ha hecho millonario a costa de todos los mallorquines.

  3. Margarita (protestante 'y facha impresionante')

    PARA CONOCIMIENTO, UN ADELANTO:

    Posiblemente la movilización ciudadana que tanto se viene demandando (pero hasta ahora nadie se movía) contra la corrupción política y este cochambroso sistema, se lleve a cabo en Madrid, el 1 o 2 de mayo, en la Puerta del Sol como lugar de encuentro (aunque yo me decanto por el sábado 1 de mayo). Más detalles cuando nos pongamos de acuerdo en las fechas. Al tratarse de una movilización ciudadana y ‘espontánea’, no habrá plataforma ni se leerá ningún comunicado, propio de partidos políticos organizadores, aunque quien quiera podrá llevar pancartas con dichas leyendas. Y, POR SUPUESTO, CON ACTITUD CÍVICA Y PACÍFICA EN TODO MOMENTO, PARA QUE NO TENGAN QUE INTERVENIR LAS AUTORIDADES DEL ORDEN PÚBLICO CON DESAGRADABLES ALTERCADOS (O SE HABRÁ ESTROPEADO LA INICIATIVA).

  4. Margarita (protestante 'y facha impresionante')

    PERO QUÉ LEEN MIS OJAZOS? ¡NO ME LO PUEDO CREER!. NO HEMOS SALIDO DE UNA (TRAMAS MATAS Y GÜRTEL) Y NOS METEMOS EN OTRA, PA’ ROBARNOS. ¡PUES QUÉ BIEN!.

    TODO HACE SUPONER QUE HASTA EL BONACHÓN DE BONO NOS ROBA DESDE EL PODER!. CHABOLITAS SE HA COMPRADO, A FE MÍA QUE NO SÉ DE DÓNDE DEMONIOS SACA PA’ TANTO COMO DESTACA. EXPLICACIÓN EXIGIMOS A ESTE BONACHÓN DONCEL, PUES EL TEMA PINTA NEGRO, PERO MUY NEGRO TAMBIÉN.

  5. Francisco

    Desearía contactar con ex empleados del Banco de Valencia que hubieran sufrido un despido improcedente sobre los años 1990 – 1991 – 1992.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.