Claves del buen resultado de Mercadona

Publicado por en Empresas, Mercadona.

Juan Roig ha presentado los resultados de Mercadona en 2014, con 543,26 millones de euros de beneficio. La información de los resultados y la rueda de prensa los puedes ver en la pieza publicada en el periódico y en la web de elEconomista.es. Aquí van algunas claves para entender la buena marcha de la compañía en un contexto de prolongado parón del consumo:

-Mercadona redujo de media sus precios (lo que denomina el carro menú) un 2 por ciento.

-Debido a esta reducción de precios, sin contar las nuevas tiendas, vendió más cantidad pero facturó menos. No obstante, la apertura de 60 supermercados le permitió aumentar su cifra de negocio un 2,6 por ciento respecto a 2013.

-El coste de los aprovisionamientos aumentó un 2,24 por ciento, menos que la facturación neta, lo que significa que parte del ajuste en precios recayó sobre los proveedores e interproveedores. El margen comercial de Mercadona aumentó.

-Mercadona congeló su plantilla por segundo año consecutivo, a pesar de contar con 110 supermercados más que al acabar 2012. La reducción o congelación de plantilla (“hacer más con menos”, como dijo Roig) o de salarios es la manera en que muchas empresas han ganado competitividad. Los trabajadores de la cadena tuvieron que ser más productivos y cobraron, en conjunto, un 2,44 por ciento más.

-La empresa ha emprendido dos proyectos a largo plazo que ahora le cuestan dinero pero que, en unos años, pueden traducirse en un salto en los beneficios. Uno es la integración del sector primario en la cadena de suministros de Mercadona (cadena agroalimentaria sostenible). El otro, relacionado con el primero, es la apuesta por los productos frescos en tienda (pescado, fruta y verdura, horno, carnicería y charcutería), que exige grandes inversiones en formación y en adaptación de sus más de 1.500 supermercados.

La empresa de los Roig puede asumir ésta y otras inversiones (650 millones previstos este año) gracias a una envidiable salud financiera. Aquí algunos datos:

-Mercadona tenía al acabar 2014 un fondo de maniobra positivo de 567 millones, un 46 por ciento más que un año antes. Hace ya algunos ejercicios que rompió con la idea de que las empresas de distribución trabajan con fondos de maniobra negativos. A 31 de diciembre tenía 2.883 millones de euros en efectivo y otros activos líquidos, sobre un activo total de 7.060 millones.

-La empresa ha reducido su plazo medio de pago a los proveedores a 51 días. En 2013 eran dos más y en 2010 eran 63 días. Su plazo de rotación de existencias es de 16 días.

-Sus fondos propios al acabar el año eran de 3.884 millones, un 13 por ciento más que un año antes, después de repartirse los accionistas 97 millones de euros en dividendos.

Foto: Guillermo Lucas

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.