Indignado con Podemos

Publicado por en Corrupción, Política.

Con la cantidad de gente honrada que, seguro, hay en Podemos y en su cúpula, tenía que ser Íñigo Errejón el elegido para criticar en el mitin de Valencia la corrupción y el despilfarro de los gobiernos autonómicos que los valencianos hemos padecido, que muchos hemos criticado durante años y que muchos más han apoyado con su voto. Algunos de los 1,2 millones de valencianos que votaron a Camps y su lista de imputados cuando ya iba camino del banquillo estarían el domingo en el pabellón de la Fonteta aplaudiendo las palabras de Errejón contra la “indignidad”, rendidos al jeta universitario cuya frase: “Si yo llevara 30 años viviendo del chollo…” fue recibida con aplausos y no con perplejidad.

Lo mismo que cuando dijo: “La corrupción no es sólo un problema moral”, sin que nadie le respondiese que el drama en España y particularmente en la Comunitat Valenciana es que para muchos políticos la corrupción no es ni siquiera un problema moral, sino sólo legal. Así, aunque les pillen, les expedienten o les imputen, mientras no haya condena no tienen nada de qué arrepentirse ni por lo que pedir perdón. ¿Es así para Errejón?

Lo mismo que cuando afirmó que hay “una minoría privilegiada por encima de las normas y creyéndose que está por encima del Estado de Derecho”. Uno no pudo evitar acordarse de quienes ganan en un año más de 400.000 euros y pagan menos, en porcentaje, que los que ganan 40.000, gracias a la ingeniería financiera. Por ejemplo, Gerard Piqué, Jiménez Losantos, Iker Casillas o Juan Carlos Monedero, sancionados los tres primeros por Hacienda, que esperemos que no se achante con el cuarto, vista su desvergonzada confesión de parte. Uno se pregunta si a Pablo Iglesias le parece bien que el ministro Montoro persiga estos fraudes o sigue pensando que ojalá hubiera en España más empresarios como Monedero. ¿Que será lo próximo, una Sicav?

El autor de este blog, que lleva muchos años indignado por la corrupción (aquí, todas las entradas de la categoría corrupción) aplaude la disposición de Podemos a acabar con ella y con los golfos. Este que escribe les votaría sólo por eso. Pero, la próxima vez, que lo prometa alguien con el expediente más limpio que Errejón o Monedero, para que no parezca una burla.

Foto: Reuters

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Un comentario a “Indignado con Podemos”

  1. asamin

    Y que el coletas, o la tania sanchez, que son tan corruptos, como los que ellos mismos critican.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.