Nuevas perlas del ‘totaler’ Juan Roig

Publicado por en Empresas, Mercadona.

El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha intervenido este miércoles en el Congreso anual de Aecoc que se celebra en Valencia con una conferencia titulada: “Cadena agroalimentaria sostenible de Mercadona”.  Como es habitual en sus intervenciones públicas, el empresario valenciano ha dejado algunas perlas que reproduzco a continuación:

-Yo sí creo en la publicidad que sea informativa, no creo en las ofertas.

-Nosotros no somos distribuidores, nosotros somos totalers*, prescribimos al jefe (cliente) la mejor cesta de la compra.

-Tenemos muchas marcas bajo el paraguas de Mercadona, que también son de fabricante. Que yo sepa, todos los productos que se fabrican los fabrica un fabricante. Nuestros productos los fabrican fabricantes, no están hechos por el Espíritu Santo.

-Muchos cambios los hacemos a contracorriente, demasiado bruscos y a veces lo explicamos bastante mal.

-Si ves una vaca en medio de la carretera, o pegas un volantazo o te estrellas contra la vaca.

-Dijimos: “Vamos a hacer las ruedas cuadradas, vamos a vender productos frescos como si fueran secos”.

-Tenemos chirimoyas que parecen balones, las tiras al suelo y rebotan. La gente quiere productos frescos. Eso es obvio, ¿no? Pues a nosotros nos ha costado 30 años darnos cuenta.

-Al lado de cada Mercadona hay ocho o diez fruterías, y no tenemos ningún colmado. Por algo será. Los fruteros, sin ir a Harvard, sino a Harvacete, fueron más listos que nosotros.

-Si vendes un tomate de 10 y otro de 7, la gente se queda con que vendes tomates de 7, y a veces hemos vendido de 4.

-Tienes que liquidar. Ahora, si no se ha vendido toda la lechuga, a las ocho de la tarde bajamos el precio. No jugamos con la calidad, jugamos con el precio.

-Las conejas españolas producen 10 kilos por cada parto, y las francesas 16,86, y no es porque sean mejores, sino porque allí están obsesionados por la productividad.

-El cambio de toda la cadena agroalimentaria fue la razón de que paralizáramos la salida a Italia…, bueno, a otro país que todo el mundo sabía que era Italia pero que nosotros no lo habíamos dicho.

-Queremos tener una empresa integrada en una cadena agroalimentaria sostenible que la gente quiera que exista.

*Totaler (pronunciación aguda), palabro valenciano cuya traducción sería totalero.

Foto: Guillermo Lucas

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Un comentario a “Nuevas perlas del ‘totaler’ Juan Roig”

  1. luis raga

    Sr. Roig, claro que los productos los fabrica el fabricante y los distribuidores venden los productos que el fabricante fabrica, si no existieran los fabricantes existirian las marcas blancas como Hacendado? es más existiria Mercadona si no hubiera fabricantes?
    Sr. Roig deje de dar lecciones a nadie y preocupese de tener más marcas de fabricantes y dejar de aprovecharse de ellos para potenciar su Marca que siempre será Blanca.
    Posiblemente no recibiré contestación pero ahí queda mi opinión.
    Saludos

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.