Quién manda en la nueva RTVV (II)

Publicado por en Medios de comunicación, Política económica.

Muy sorprendida debe de andar la presidenta-directora general de RTVV por la sorpresa casi general que ha causado su decisión de salvar del ERE a 186 técnicos, porque no será que no lo había avisado. Rosa Vidal lo dijo en abril, lo repitió tantas veces como el vicepresidente Císcar lo negó, creyéndose todavía dueño del cotarro, y lo aprobó el consejo de administración de RTVV el 31 de julio, bien es verdad que con un último intento de complacer a Císcar mediante una treta ilegal que Trabajo no autorizó.

Parece necesario recordar que el artículo 6.2 de la ley 3/2012 de Estatuto de Radiotelevisión Valenciana establece que la empresa pública “estará dotada de autonomía en su gestión y actuará con independencia funcional respecto del Consell y de la restante Administración de la Generalitat”. Esta ley dice también que el Consell sólo puede destituir a la directora general si la empresa pierde más dinero del autorizado o si se lo piden las Corts por una mayoría de tres quintos, mayoría que el PP no alcanza. Es decir, que quienes mandan en RTVV son Vidal y el consejo de administración, cada uno en sus atribuciones, protegidos por una ley que les permite resistir a las presiones políticas.

Como ya no le funciona el mando a distancia, Císcar ha encontrado en la rebeldía de Vidal la ocasión para señalarla como culpable de la posible anulación del ERE por parte de la Sala de lo Social del TSJCV, como si la chapuza perpetrada por PwC, Garrigues, López Jaraba, Presidencia de la Generalitat y, en última instancia, la propia Vidal hubiese comenzado en abril de 2013. ¿Quién asumirá las responsabilidades política y económica si se anula el ERE?

Otrosí: Criticar a RTVV por gastar 300.000 euros en el nuevo decorado del Notícies 9 mientras despide a más de 1.000 trabajadores es como criticar a Iberia por renovar sus aviones mientras reduce plantilla. Es confundir inversión y gasto. Las empresas tienen que invertir si quieren seguir funcionando, hagan o no un ERE. Esos 300.000 euros (a los que hay que restar el IVA, que se compensa) equivalen al 0,44 por ciento del presupuesto total de RTVV para 2013.

Se puede discutir el momento, pero lo cierto es que si van a cambiar las caras del Notícies 9, es acertado cambiar el decorado. Si además cambiase el contenido, sería la leche. Dicen que ya sale Ximo Puig, pero a mí me sigue apareciendo Alberto Fabra cuando pongo las noticias.

Ver también: Quién manda en la nueva RTVV (I)

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.