“No es el momento”, por Alberto Fabra

Publicado por en Agua, Broncas Consell-Gobierno, Columna edición escrita, Financiación autonómica, Política, Política económica.

De las muchas variantes de ese mal laboral y social conocido como procrastinación (no hagas hoy lo que puedas dejar para mañana), Alberto Fabra y su Gobierno son el paradigma de lo que sería la procrastinación política. Exigiremos la financiación que corresponde a los valencianos, pero no es el momento; reclamaremos para nuestra tierra el agua que necesita, pero no ahora, sino cuando el Gobierno tenga a bien convocar el Pacto Nacional del Agua; eliminaremos los puentes festivos en 2013, o mejor lo dejamos para cuando haya consenso; transformaremos el ente RTVV en la empresa RTVV antes de tres meses, que hasta lo ponemos por ley, y ahí estamos, cumplido el plazo, con dos empresas y dos consejos de administración paralelos y 1.600 trabajadores sometidos a la tortura de no saber si entran en el ERE aprobado en agosto. De los plazos de pago prometidos e incumplidos ni hablamos. Y aún se extrañan algunos de que tarde tanto en hacer la crisis de Gobierno que ya le piden hasta sus consellers.

Los expertos atribuyen la procrastinación a diferentes causas, tales como el miedo al fracaso (no empiezan las tareas), el perfeccionismo (no las acaban) o la indecisión (le dan vueltas y vueltas sin encontrar la manera). Fabra combina esta última con una modalidad que podría denominarse la del bienqueda. Sus ganas de no importunar a nadie, sobre todo a Rajoy y Cospedal, consolidan con cada renuncio esa imagen que le atribuyen de gobernador civil, leal al Gobierno pero no a sus votantes, que se queja de la mala financiación en casa pero cuando va a Madrid calla y consiente que sigamos mal pagados un año más.

Contra Zapatero gobernábamos mejor, dirá Fabra tras confirmar una encuesta externa -El País- lo que ya apuntaban las internas, la pérdida de la mayoría absoluta del PP por primera vez desde 1999. Una encuesta que demuestra que el victimismo acumulado es contraproducente cuando en Madrid gobiernan “los nuestros” y no se cumple lo prometido. Si Fabra aún no se lo ha hecho ver a Rajoy es, simplemente, porque no ha encontrado el momento.

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.