La otra amnistía fiscal

Publicado por en Política económica.

La amnistía fiscal que el Gobierno aprobó el viernes para quienes han estado defraudando a Hacienda no es la primera medida injusta con el contribuyente honrado que entra en vigor en los primeros 100 días de Mariano Rajoy. Hay un precedente igual de inmoral que, sin embargo, no es obra del nuevo Gobierno, sino póstuma del de Zapatero. Se trata de la celebrada integración de los empleados de hogar dentro de un sistema especial del Régimen General de la Seguridad Social.

Como es sabido, la ley obliga a que antes del 30 de junio todos los empleados del hogar estén dados de alta en el Régimen General y sus empleadores cotizando por ellos. Y establece una graciosa reducción del 20 por ciento de las cotizaciones durante tres años para quienes se animen a dar de alta a sus empleados en el nuevo régimen, bonificación de la que excluye expresamente a quienes hemos estado cotizando por nuestras empleadas del hogar en el desaparecido régimen especial. Estamos hablando de más de 400 euros al año de ahorro.

Unos días antes de la nueva amnistía fiscal, cuando no podía creer que estas cosas ocurrieran, pregunté por escrito a la Seguridad Social por si había entendido mal el texto de la ley. Pero no, me confirmaron en lenguaje administrativo que en lugar de perseguir el fraude los políticos prefieren premiar a los defraudadores, y que la cara de tonto que se me ha quedado está plenamente justificada, en concreto por “el artículo 14.4 de la orden de cotización”, cuyo texto que ya conocía fue en realidad su única explicación.

Tenía otra duda, pero creo que ya sé la respuesta: ¿La nueva amnistía fiscal beneficia también a los políticos que nos han robado, o lo cortés no quita lo valiente y va a investigar la Fiscalía Anticorrupción de dónde han sacado el dinero una vez lo blanqueen en la Agencia Tributaria?

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.