Por qué los vagos no encajan en Mercadona

Publicado por en Empresas, Mercadona.

Para entender el éxito de Mercadona, es imprescindible fijarse en el segundo de los cinco ámbitos en los que Juan Roig divide la compañía, el trabajador. Un dato: en 2011, Mercadona creó 6.500 puestos de trabajo, pero no contrató a 6.500 personas, sino a 9.500, solo que unos 3.000 se fueron a la calle. La cifra incluye bajas forzosas, bajas voluntarias y, sobre todo, empleados despedidos o no renovados. Igual que aprieta las tuercas a sus interproveedores -y todos ganaron dinero en 2011-, Roig somete a sus 70.000 trabajadores a una dinámica de trabajo que no todos soportan y algunos no superan. “Hay mucha gente no renovada porque no está de acuerdo con la cultura del esfuerzo nuestra o porque no ha estado bien dirigida”, explicó el otro día. En otras palabras, al que cumple, le da empleo fijo y bien pagado; al que no, lo despide.

A propósito de su desafortunada alabanza a los chinos de los bazares, los empleados de Mercadona no sufren las condiciones laborales de muchos chinos, pero trabajan como chinos, en el sentido popular del término, con un nivel de exigencia máximo. El presidente de Mercadona querría que todos sus empleados fueran tan trabajadores y comprometidos como él, y que lo fueran también los de sus interproveedores y todos los españoles. “Cultura del esfuerzo”, es su máxima.

No soporta a los holgazanes ni a quienes no van al curro por un simple dolor de cabeza, por lo que dispone, según reveló, de un centenar de médicos en plantilla “que se ocupan, primero, de la salud de los trabajadores, y segundo, de ver si hay fraude en el absentismo”. Con tan férreo control, no exento de críticas y demandas, ha conseguido reducir el absentismo en Mercadona al 0,78 por ciento, frente al 6 por ciento de media en España. Una ventaja competitiva, sin duda.

Roig, no obstante, no está nada satisfecho con las 3.000 bajas en un año, el 5 por ciento de la plantilla. Son demasiadas y cuestan dinero -se les dio formación-, así que ha lanzado a su equipo directivo un reto que ha hecho público: “En 2015 nadie se irá de Mercadona o muy poca gente se irá”. Apuesten a que lo consigue.

Foto: Guillermo Lucas

Ver también: Dichos de Juan Roig (2012)

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

57 comentarios a “Por qué los vagos no encajan en Mercadona”

  1. Pep

    El siguiente párrafo está sacado -copiado tal cual- del artículo:
    “En otras palabras, al que cumple, le da empleo fijo y bien pagado; al que no, lo despide.”
    Y acaso no es así como debería ser, digo yo, de lo contrario, please, explíquelo

  2. veronica garcia gonzalez

    lo de q quieren unas condiciones laborales como las d los “chinos” seria hablar bien d mercadona. q no tiene absentismo laboral es cierto como lo va a tener si esta d baja en el hospital y te llaman q t incorporas o te despido, esta en el postoperatorio y t llama el medico d empresa para decirte cada 48 horas q no haces un esfuerzo x la empresa q te incorpores y tu sabras lo q t va a pasar….
    q reparte paga d beneficios pero si has estado de baja no tienes derecho a ella….
    q s ponen tus hijos malos y pides modificar levemente tu horario para recogerlos antes o dejarlos en casa d algún familiar y te dicen “mercadona no tienen la culpa de que tu tengas hijos”….
    Eso es Mercadona y no lo cuento d oídas, lo cuento xq lo vivo día a día.
    Ójala solo nos pidieran trabajar como chinos pero nos respetaran x lo menos como personas

  3. Carlos

    Hace un año pude realizar un curso sobre S.S. y práctica laboral, nuestro profesor era un abogado, las palabras que mejor recuerdo de dicho profesor eran “El despido es solo cuestión de dinero, puedes despedir a quien sea cuando quieras, solo es cuestión de dinero”, en estos tiempos que corren cada vez tiene más fuerza el despido “gratuito” o “lo más barato posible”, por lo que hoy en día pienso en que si despedir es solo cuestión de dinero, cuando sea “gratis” o “muy barato” ¿Qué pasará?..

  4. mercedes

    Mercadona, la secta española, el Sr. Roig, no quiere vagos en su empresa, por eso no les permite coger bajas, ni con rotura de un dedo del pie, ni habiendose salido el hombro, el Sr. Roig les hace coger el alta porque sino el Sr. Roig los manda al paro.
    En su politica de empresa no existe el convenio laboral, ni el estatuto de los trabajadores, el marca sus propias reglas ( que son de la epoca de los esclavos, el Sr. Roig tiene el derecho de pernada), sus gerentes B y encargados de tienda tienen a sus palmeros, y esos hagan lo que hagan esta bien hecho, pero si no perteneces a esos palmeros ( que tal tu fin de semana, como estan tus niños, que bien te queda ese corte de pelo etc,etc.) entonces estas perdido, tienes una mala actitud, con el publico, con tus compañeros etc. ah! y puedes dejarte la piel durante todo el año trabajando, que da igual ese gerente B o ese encargado juegan con tu dinero, cuando les da la real te lo quitan, si ese plus o como lo llamen que te dan en Marzo o Febrero, segun las cuantiosas ganancia que haya tenido el Sr. Roig , te lo quitan porque ese , repito, gerente o encargado le apetece, juegan con el pan de tus hijos.
    Lo que no sabe o no quiere saber ese gerente o encargado, que ellos son simples trabajadores, y por el mismo camino que pasan esos curritos de abajo, ellos tambien pueden pasar en cualquier momento, y que jueguen tambien con el pan de sus hijos, y con su nómina que se estan ganando.
    Lo cierto es que me alegraria y mucho, que tomen de su propia medicina.
    El Sr. Roig es un empresario modelo, no se donde, una vez oí que habia estado en una reunion, y firmo no se que documento con su boligrafo Bic, vaya, debería pensar mas en el acoso que les hace a sus trabajadores y en como los pone de patitas en el paro, por mentiras que se inventan.
    Podria estar escribiendo un dia completo, de como actua la secta de Mercadona, pero si estoy sirve de algo me dare por satisfecha

  5. XCIVIC

    SI TRABAJAMOS TANTO COMO ÉL, SEREMOS IGUAL DE RICOS?

  6. david

    Este es el mensage que le he enviado a mercadona.Me parece vergonzoso como engañais a la gente con sus ilusiones. a mi y mi mujer nos hicieron las entrevistas.superamos todas con éxito. tuvimos que desplazarnos a  san blas en tres ocasiones cada uno.teniendo que pedir respectivos días en el trabajo para dichas entrevistas, porque creía que tenia la oportunidad de entrar en una empresa sería.(claramente nos confundimos) nos llamaron diciendo que estábamos dentro,solo teníamos q esperar a que hubiese una vacante cerca de nuestra zona donde Residimos.al tiempo me entero que abren un nuevo mercadona cercano a nuestra residencia.y no nos llamaron a ninguno de los dos.cosa que tenemos amigos trabajando en mercadona y nos dicen que están llevando pequeños grupos de trabajadores de otros mercadonas a las nuevas aperturas para no tener que contratar a mas personal.ahora mi pensamiento es que sois unos sinvergüenzas por crear falsas ilusiones a la gente solo para haceros buena publicidad en la prensa.sois unos caraduras y

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.