Cuatrecasas demanda por impago al expresidente del Valencia

Publicado por en Deportes, Tribunales.

Al expresidente del Valencia CF Vicente Soriano (foto) le puede salir muy caro su rocambolesco intento de hacerse con el control del club en verano de 2009 junto a la sociedad uruguaya Inversiones Dalport. El despacho de abogados Cuatrecasas Gonçalvez Pereira, que lo asesoró en aquel fiasco de operación y en negocios particulares –Soriano se dedica a la compraventa de inmuebles–, ha demandado a su excliente y a varias de sus sociedades por no pagar los honorarios, que ascienden a casi 300.000 euros, intereses incluidos.

En el marco de aquella operación, Soriano intermedió en la venta por parte de otro expresidente y examigo, Juan Soler, del 38 por ciento del Valencia CF a Dalport por 85 millones, pero ni esta sociedad ni Soriano pagaron un euro, a la espera de tomar el control del club. La estrategia fue abortada por Bancaja, principal acreedora del Valencia con más de 275 millones, que forzó una ampliación de capital de 92 millones para obligar a Dalport a desembolsar la parte correspondiente al 50,3 por ciento que había alcanzado con la compra de otros paquetes, que tampoco pagó, por lo que también fue demandado. Dalport dio la espantada, su participación se diluyó y Soriano quiso devolver las acciones a Soler, pero este exigió el pago. El litigio por la interpretación del contrato -redactado o revisado por Cuatrecasas- se lleva en dos juzgados, uno por cada plazo, que han fallado de manera distinta. El que dio la razón a Soler obliga a Soriano a pagarle 39 millones, mientras que el otro le exime de pagar una cantidad algo menor, pero ambas sentencias están recurridas.

Para garantizarse el cobro, Cuatrecasas ha pedido la anotación preventiva en el Registro de la Propiedad sobre un centenar de inmuebles de su excliente. El problema para el bufete es que sobre ellos puede pesar ya una orden de embargo de otro juzgado para garantizar los 39 millones que Soler reclama a Soriano.

Entre los servicios prestados por Cuatrecasas a Soriano está la denuncia que interpusieron ambos contra el diario Levante por la publicación de la transcripción de una conversación grabada en la sede valenciana del bufete. En ella, el representante de Dalport, Víctor Bravo, y Soriano negociaban con el consejero del Gobierno valenciano Rafael Blasco su apoyo a la operación de control del club. La denuncia, a la que se sumaron Blasco y Bravo, no ha permitido saber después de 18 meses quién grabó y filtró el conciliábulo.

0saves
If you enjoyed this post, please consider leaving a comment or subscribing to the RSS feed to have future articles delivered to your feed reader.

Un comentario a “Cuatrecasas demanda por impago al expresidente del Valencia”

  1. pablo

    quisiera mas datos de victor bravo y dalport estan por hacer lo mismo en argentina.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.