Sé solidario, apadrina un banquero

El humor no tiene que abandonarnos ni siquiera en tiempos de crisis. El sábado pasado me llamó la atención este cartel en un bar del madrileño barrio de Lavapiés, curiosamente llamado el Fin del Mundo. Paradójico que al día siguiente nuestro querido presidente del Gobierno anunciara que el Estado, (todos nosotros, contribuyentes), garantizaría la deuda emitida por los bancos, ya se sabe, esos organismos sin ánimo de lucro que nos han metido en esta crisis. Toda una premonición, donamos a los bancos para que vuelvan a darnos créditos (¿nos restarán la contribución en el futuro?)

8 comentarios en “Sé solidario, apadrina un banquero”

  1. j.antonio l. dice:

    Reconforta que haya gente que lo tenga tan claro y que lo diga y escriba tan bien, en estos tiempos en los que la lengua se utiliza con tantos rodeos y eufemismos.

  2. meneame.net dice:

    Frikieconomía: Sé solidario, apadrina un banquero…

    Cartel visto en un bar del madrileño barrio de Lavapiés, curiosamente llamado el Fin del Mundo….

  3. xose dice:

    lamentablemente el cartel no refiere dirección alguna a la que acudir, ni un telefono, nada, y es una pena. Por favor que alguien indique numero de cuenta corriente para ingresos o se perderá en el olvido y la indiferencia tan caritativa como justificadisima llamada a nuestars conciencias.

  4. pligg.com dice:

    cartel chistocito de la crisis…

    El humor no tiene que abandonarnos ni siquiera en tiempos de crisis. El sábado pasado me llamó la atención este cartel en un bar del madrileño barrio de Lavapiés, curiosamente llamado el Fin del Mundo. Paradójico que al día siguiente nuestro querido pr…

  5. Mal_bicho dice:

    Yo he apadrinado a uno, durante 20 años.
    Es muy bueno, y se acuerda mucho de mi, todos los meses me manda cartas para ver que tal me va.

  6. vivienda indigna dice:

    Con las hipotecas ya les estamos apadrinando, y de sobra.

  7. José Alfredo Pineda Dubón dice:

    Ladrones de cuello blanco y frack se roban el sudor de los pueblos.
    Con razón, Juan Pablo II habló del Capitalismo Salvaje.
    Llegó la hora del socialismo, el único camino hacia la justicia social y la verdadera paz mundial.

    Ni un centavo para los esfadores de siempre.

  8. meneame.net dice:

    Sé solidario, apadrina un banquero…

    El humor no tiene que abandonarnos ni siquiera en tiempos de crisis. El sábado pasado me llamó la atención este cartel en un bar del madrileño barrio de Lavapiés, curiosamente llamado el Fin del Mundo. Paradójico que al día siguiente nuestro querido pr…

Deja tu comentario

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.