Confirmado: el peloteo, el mejor método para ser directivo

Lo que todo el mundo sospechaba, ahora llega en forma de estudio. Dos profesores, uno de la Universidad de Michigan y otro de Northwestern University, han comprobado que hacer la pelota es la mejor manera de conseguir un puesto importante en la América corporativa. Integrarse con otros miembros es mucho más importante que ser independiente….Además, otra sorpresa: las minorías étnicas y las mujeres lo tienen más difícil para congraciarse con otros directivos. No sé por qué me da que en España no es tan diferente. Menos mal que hay que estudiar un par de masters y otros tantos idiomas para triunfar….

2 comentarios en “Confirmado: el peloteo, el mejor método para ser directivo”

  1. University Update dice:

    Confirmado: el peloteo, el mejor método para ser directivo

  2. porfineslunes dice:

    Jaja, muy bueno el último comentario.

    Por lo demás, los resultados no son nada sorprendentes, o es que acaso esperábamos que el mundo se hubiera reiventado a sí mismo en los últimos años?

    Buen blog, felicidades.

Deja tu comentario

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.