¡Taxi, siga a esa nube!

Miguel Ángel Nicolao, gerente de sistemas de información de Panel Sistemas.

Sacudidas las cenizas de la piroclástica nube de aquel impronunciable volcán, una nueva nube se extiende hacia nosotros, nos acecha, afectando cada vez a más regiones. ¿He dicho regiones? Perdón, quería decir empresas.

Esta nueva nube llamada Cloud Computing no es precisamente una falsa alarma. Se trata de otro fenómeno que también se proyecta sobre un mercado estable para cambiarlo de manera radical e irremediable. La computación en nube es la próxima tecnología con importancia y fuerza suficientes como para modificar la forma en que se hacen los negocios, pymes incluidas. En menos de 12 meses, sus efectos nos serán patentes.

Servicios a golpe de ratón

Esta nube está formada por partículas de tecnología consumidas en modalidad de servicio. Es decir, todo lo que puede ofrecer un sistema o aplicación informática se paga como servicios, de modo que los usuarios, ya sean particulares o empresas, usen estos servicios disponibles en la nube de Internet sin ser expertos en administrar los recursos en que se basan.

Se evitará así tener que invertir en infraestructuras, servidores o centros de datos propios, o en licencias perpetuas (¿hay algo más perecedero que el software?). Sus empleados usarán las herramientas que necesiten en la nube del suministrador, incurriendo en un pago vencido y variable en función del uso.

Por eso, la computación en nube es una de las mayores transformaciones del mercado. Porque ofrecerá un sinfín de nuevas oportunidades a las empresas, permitiéndoles centrarse en su negocio principal, reaccionar más rápido al mercado, acceder a las últimas tecnologías e incrementar su capacidad para competir. Este nuevo enfoque puede suponer unos ahorros de un 20 por ciento sobre las actuales inversiones en recursos tecnológicos propios.

¿Esto cómo se come? La analogía entre comprarse un coche, con sus extras y mantenimientos, utilizar vehículos de leasing, con su cuota fija y su paquete cerrado de extras o la libertad de moverse con un servicio de taxi ejecutivo es, sin duda, de las más acertadas para visualizar el calibre de la transformación.

Impulso de las grandes empresas

La nube ya ha alcanzado a nivel mundial la madurez suficiente como para propagarse horizontalmente, impulsada por los fuertes vientos tecnológicos de los gigantes del sector. Por ejemplo, la alianza entre HP y Microsoft sopla hacia un mercado potencial en España de 15.000 millones de euros en servicios basados en nube, y ambos van a invertir 198 millones de euros en los próximos tres años. ¡Más viento por favor!: Cisco+EMC+VMware, Oracle+Sun, Amazon Web Services (viento fresco donde los haya), Google o IBM, que sopla a su estilo, pero redoblando fuerzas. La tormenta será perfecta.

¿Será capaz también de sembrar el desconcierto y llevarnos a un caos similar al sufrido en el espacio aéreo? Con el Cloud Computing tenemos un cambio de paradigma que exige adaptarse y evolucionar, o perder competitividad y caer. Según los expertos, los efectos de este fenómeno son irreversibles. En España pronto la tendremos encima, así que no la ignore, es momento de probar. ¡Pero empiece ya!

6 comentarios en “¡Taxi, siga a esa nube!”

  1. wwwcnwatches8com dice:

    we can offer you rolex watches with best price, we have replica rolex watches , such as replica Rolex datejust watches, replica rolex day-date watches, Replica Rolex daytona watches, Replica Rolex deepsea watches,Replica Rolex explorer watches, Replica Rolex gmt-master II watches,Replica Rolex milgauss watches,Replica rolex submariner watches,replica yacht-master watches,replica rolex oyster perpetual watches, replica rolex diamonds and more watches, replica rolex cellini collection watches, many fashion style welcome visit www(DOT)cnwatches8(DOT)com for more details. we also have replica AP watches , Replica armani watches , Breitling watches, Replica Bvlgari watches, Replica Burberry watches, Replica breguet watches, Replica chanel watches, Replica cartier watches, Replica chopard watches,chopard watches,concard watches, Replica CK watches, replica DG watches, Replica ferrari watches, Replica franck muller watches,gucci watches,guess watches,hublot watches,longines watches,lv watches, Replica montblanc watches, Replica movado watches, Replica omega watches, Replica panerai watches,piaget watches, Replica patek philippe watches, Replica rado watches,Replica Tag heuer watches, Replica tissot watches, Replica versace watches, Replica zenith watches and so on.if you order two or more watches, you can get free shipping cost price, we can ship to all over the world. we can accept western union,T/T and paypal as payment, if you have any question, feel free to contact with us with email: watches1985(AT)hotmail(DOT)com

  2. José Luis García dice:

    Interesante, a ver lo que tardan las empresas en adaptarse. ¿1 año? me parece prematuro teniendo en cuenta la situación actual.

  3. software dice:

    I don’t know whether it’s just me or if everybody else encountering problems with your blog.
    It looks like some of the written text in your content are running off
    the screen. Can someone else please provide feedback and
    let me know if this is happening to them as well? This might be a issue with my internet browser because I’ve had this happen previously.

    Thank you

  4. Microsoft ISV Summit - una de nubes dice:

    […]  La nube llegó y a Microsoft despistado pilló. Un gran disgusto sufrió y con Azure corriendo reaccionó. Tanto se esforzó que hasta Office evolucionó. […]

  5. Microsoft ISV Summit - una de nubes - Panel Sistemas Informáticos, compañía española de desarrollo de software, servicios de calidad software y outsourcing TI. dice:

    […]  La nube llegó y a Microsoft despistado pilló. Un gran disgusto sufrió y con Azure corriendo reaccionó. Tanto se esforzó que hasta Office evolucionó. […]

  6. Microsoft ISV Summit - una de nubes - Panel Sistemas dice:

    […]  La nube llegó y a Microsoft despistado pilló. Un gran disgusto sufrió y con Azure corriendo reaccionó. Tanto se esforzó que hasta Office evolucionó. […]

Deja tu comentario

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.