No lo llames amor, es negocio

Pues hoy es el día de los enamorados. Yo comparo muchas veces el matrimonio (en mi caso, aunque creo que es válido para cualquier relación de pareja) con los negocios. Tiene muchas similitudes, de hecho, me atrevo a decir (a riesgo de que la guapa me llame poco romántico) que lo que tienes que hacer para que te funcione una relación de pareja es bastante parecido a lo que hay que llevar a cabo para que tu negocio siga adelante: trabajar en ello.

En épocas anteriores, creo que era posible que montaras un negocio y, si funcionaba, vivieras de él toda la vida. El que montaba una panadería ganaría más o menos que el joyero, pero los dos se jubilaban de su negocio. Hoy día, ponen de moda las baguettes prefabricadas y el panadero puede no llegar a final de año abierto. (¿No crees que lo mismo ocurre con las parejas? Si no trabajas e innovas, es más que posible que no te jubiles con ella).

Foto de la boda

Foto de la boda

Ahora mismo, hay que trabajar todos los días para seguir abierto y hacer crecer tu negocio. Las innovaciones (y no solo tecnológicas) provocan que tengamos que estar cambiando todos los días y buscando cómo enamorar a nuestros clientes… ¡más similitudes!

Por tanto, te invito a que en los dos campos te plantees cuál es el siguiente paso para que esto funcione. Para que tu negocio siga interesando a tu cliente y para que tu pareja siga a tu lado (yo creo que la mía está idiotizada, luego no es mérito mío).

Pero si bien todo lo anterior son similitudes, hay una gran diferencia que da título a esta entrada de blog: la empresa es un negocio, no es amor ni es tu “hijo” ni tu familia. No permitas que te ocurra como a tantos amigos que han confundido su vida con su negocio y por intentar salvar éste último han perdido lo primero.

Siempre digo que yo tengo dos hijos (Julián y Carlos) y que no voy a tener más (no voy a dar detalles, que ya hablo mucho). Y que los negocios son, al fin y al cabo, una forma de vida. Para mí, muy importante, ya que la mayoría del tiempo disfruto como un poseso con ellos, pero veo mi vida futura sin mi negocio y no sin la familia.

(Dicho lo anterior, llevo con el mismo negocio 24 años, luego no pienses que soy de los que no luchan por ellos o que soy un veleta… pero es solo un negocio).

Publicado en Empresario feliz, Felicidad, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Ser feliz en la infelicidad

Escribía otra entrada de este blog hace unas semanas sobre la película “La gran apuesta”. Sigo recomendando que la veáis. Es bueno saber qué ocurrió en EE.UU. que provocó la gran crisis que hemos vivido (recuerda que este tiempo verbal “hemos vivido” no implica que haya terminado la acción…).

En la película, hubo varias frases y escenas que me removieron. En una de estas escenas, uno de sus compañeros le dice más o menos al personaje de Steve Carell “tú eres feliz en tu infelicidad”.

Esta frase se me quedó grabada. Durante toda mi vida, he vivido rodeado de personas que han sido felices. Mi estado anímico natural es de “estar bien o muy bien” y, cuando lo pienso, creo que es “culpa” de dicho entorno familiar. Tuve la suerte de tenerlo en la familia de origen, y la guapa ha conseguido que lo haya tenido en la familia creada por nosotros.

Sin embargo, observo cómo, en el entorno empresarial, parece que nos empeñamos en rodearnos de personas que son felices en su infelicidad: todo está mal, todo les va mal, qué mala suerte tienen (pero no hacen nada por cambiarla)… En resumen, que su pensamiento es que “el jardín de su vecino, siempre es más verde”.

Y esto es imperdonable y tenemos que evitarlo y tomar medidas. Sobre todo si somos nosotros los líderes del proyecto (y los autónomos y microempresarios sois líderes de vuestro negocio). Durante muchos años, yo he consentido esta situación en mi proyecto empresarial. Y te recomiendo que si detectas en tu ambiente alguien de este perfil, te libres de dicha persona cuanto antes. ¡¡Que los aguanten en su casa!!

Fin Farinato Mérida 2015

Aunque parezca mentira, estaba trabando… rodeados de personas felices

Para lo único que sirve el dinero es para ser feliz (y no hablo de hedonismo). Nos pasamos trabajando más de la mitad del tiempo que estamos despiertos. Decide tú con qué tipo de personas y de qué manera prefieres hacerlo. Yo lo tengo claro… Y la suerte es que mi proyecto actual, Patrocina un Deportista, es un proyecto que trabaja con deportistas de los que realmente merecen la pena (no defraudan cobrando millones, ni incitan a la violencia con sus declaraciones, ni se encaran con los árbitros…) en el que estoy creando un equipo de trabajo inmejorable… y “espero” que feliz.

Publicado en Empresario feliz, Felicidad, PYME | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La gran apuesta. La película

La semana pasada, me invitaron a un pase en exclusiva de la película “La gran apuesta” que se estrena el próximo 22 de febrero de 2016 en España. Era la primera vez que me invitaban a un pase de este tipo y como uno es muy novelero, pues allí me planté. Y fue una experiencia muy interesante, la verdad.

Entiendo que lo suyo es que yo hable de la película. Pero, como no soy crítico de cine, voy a hacerlo desde el punto de vista de empresario/microempresario. En otras palabras, lo que he sentido con la película y lo que creo que podéis sentir los que seáis autónomos, empresarios y directivos (y muchos más).

La mejor forma de resumir mi estado anímico cuando terminé de ver la película y me di uno de esos paseos que intento llevar a cabo para mantener la salud (porque la figura ya la doy por perdida), es reproducir la conversación telefónica que tuve con un amigo empresario durante dicho paseo.

Yo también me hago selfies...

Yo también me hago selfies…

Dos mensajes muy claros:

  1. Hay que ir a verla. Sin duda. Cualquier empresario y autónomo tiene que ver la película para entender cómo se produjo el crack inmobiliario de los Estados Unidos (que, no nos engañemos, fue el detonante de la mayor crisis económica mundial entre guerras que se haya vivido). Creo que el conocer el pasado no evita repetir errores en el futuro… (al ser humano le encanta tropezar dos veces en la misma piedra), pero lo retrasa.
  2. No es una película para “pasar un buen rato” ya que lo que cuenta nos ha afectado a todos y todos hemos sufrido (bueno, muchos seguimos sufriéndolo). Es una película que me provocó decenas de estados anímicos mientras la veía. Me enfadé, me removí en el sillón varias veces, me acordé de personajillos que hacen mucho daño a su entorno y me reí (de hecho, me reí varias veces).

Pasado ya unos días desde que la vi, el recuerdo es positivo. Ya he usado algunas de sus frases (de hecho, escribiré alguna cosa más en este mismo blog que me inspiró la película) y me ha permitido tener una larga conversación con mi padre al respecto. Y tener una excusa para hablar con él largo y tendido, como dice el anuncio, no tiene precio.

(Y, aunque no iba a hablar de cine como tal, decir que hay un par de interpretaciones geniales, sublimes… y algunos planos que me provocaron un “pero qué bien está hecha esta película”.)

Publicado en Emprendimiento | Etiquetado , , | 2 comentarios

Tras unos años… vuelvo al cole

Una de las pocas cosas malas de lanzar un proyecto tan fascinante como Patrocina un Deportista es que consume tanto tiempo que dejas de lado temas tan esenciales como la formación propia.

A partir del lunes 18 de enero empiezo una nueva aventura formativa. Me he apuntado al Programa de Liderazgo en Innovación Deportiva (PLID) de Deusto Business School. Lo echaba de menos… y sé que va a ser duro (compaginar el proyecto en año olímpico con formación exigente suele serlo), pero cuando termine a final de año, seguro que lejos de arrepentirme estaré contento y orgulloso.

Coincido con la infografía que ronda por Internet (en Linkedin principalmente) que indica que la mejor forma de aprender/retener contenidos es ser tú quien los explicas o enseñas. Y estos años me he centrado más en exponer lo que he ido aprendiendo (o lo que la experiencia me ha ido enseñando) que en reciclar mis conocimientos propios de una forma “continuada” en formato postgrado, máster o de programa formativo.

Es cierto que no he parado de asistir a jornadas, congresos y encuentros, pero me apetecía volver a ser un alumno “formal”, de esos que tienen trabajos, lecturas, reflexiones y ¡¡proyecto fin de curso!!

Quería compartirlo con vosotros. Supongo que más de una vez volveré a este blog a reflexionar sobre algún conocimiento o experiencia del curso, ya que promete… y mucho.

Publicado en Formación, Sin categoría | Etiquetado , , , | 1 comentario

Para 2016, os deseo “Salud y Tesorería”

Una de las buenas cosas que han tenido estos años de terrible crisis, es la de haber encontrado empresarios y directivos que han tenido el ánimo, el buen saber hacer y la “resilencia” suficiente para sobrevivir y poder contarlo con una sonrisa en la cara.

Una de estas personas es Jaime Ruiz Peña, al que considero autor “intelectual” del deseo que aquí os hago para 2016: salud y tesorería.

Y la destaco porque creo que ha sido la clave para muchos autónomos y empresarios que han sufrido en estos años un cambio radical en su vida. Empresarios que han tenido que cerrar su negocio y abrir otro (o contratarse por cuenta ajena). Autónomos que han tenido que despedir a buena parte de su plantilla y empezar de cero (o bueno, con créditos usados para pagar las indemnizaciones y deudas anteriores). Directivos y empleados que tras muchos años en empresas de gran tamaño se han visto en la calle de un día para otro… En definitiva, que han tenido que (palabra de moda) “reinventarse” quisieran o no.

Yo me considero uno de esos supervivientes. Con un negocio dedicado a la comunicación… os podéis imaginar cómo nos afectó la caída de inversión tanto del sector privado como público.

Hace unos meses le verbalizaba a un amigo (también empresario) que lo único que me daba realmente miedo pensando en el futuro es que mi mujer o yo nos pusiéramos enfermos. En caso contrario, estoy seguro de que vamos a salir adelante ahora y siempre. Ya que cuando trabajas con constancia, sabiendo lo que haces y con pasión, los resultados llegan antes o después… y nosotros (y seguro tú que estás leyendo) somos muy buenos en lo que hacemos. Luego, con salud, saldremos adelante…

La otra clave es la tesorería. ¡Cuántas empresas se han ido al traste aunque su cuenta de Pérdidas y Ganancias no han dejado de mostrar beneficios! Y han desaparecido por falta de tesorería. Por culpa de algún impago (o de retrasos en los cobros), han dejado de pagar, por ejemplo, la Seguridad Social o algunos impuestos e, inmediatamente, han dejado de poder contratar con la Administración… provocando su desaparición en poco tiempo. O han tenido que dejar de pagar algunas nóminas o han tenido que perder talento mediante algún ERE…

Por eso, en esta crisis, ha llegado a ser más importante tener tesorería que tener beneficios.

2016 promete ser un año un poco menos difícil…. Siempre que dispongamos de salud y tesorería. Y eso es lo que os deseo. En nuestro caso, empezamos el año con la mejor tesorería de los últimos cuatro años. Esto promete… Aunque también empezamos el año con 10 kilos más que hace un año… y eso hay que solucionarlo. Sin salud, de poco servirá la tesorería, la verdad; aunque la falta de tesorería puede afectar a la salud (al menos, a la de la empresa).

Publicado en Autónomos, PYME | Etiquetado , | 1 comentario

23 años casado… con Hacienda

Tengo 46 años y hace un mes más o menos celebré mi aniversario de casado número 23. Eso significa que llevo la mitad de mi vida casado… y con la misma mujer (aunque ella se empeñe en cambiarse el color del pelo cada cuatro o cinco años para que no nos aburramos).

Mi “enemiga natural”, como la denomina mi amigo Fernando, es también empresaria, bloguera (aunque ella en Womenalia) y la persona que más me ha apoyado en mis 23 años de empresario. Porque sí, también hace 23 años que me di de alta de autónomo y, desde entonces, no he parado de intentar ganarme la vida llevando a cabo proyectos empresariales.

He de confesar que nuestro “matrimonio” empresarial, realmente es un trío. Suena mal, lo sé, pero hay que ser realista. Cuando uno se hace empresario, contrae matrimonio con una entidad llamada Hacienda, que prácticamente es indisoluble…

Sin embargo, igual que mi mujer me apoya y busca siempre mi bien tanto personal como empresarial, hay cuatro cosas que han ocurrido en el último mes que me indica que mi otra pareja (o trío, o lo que sea), no siempre tiene interés en que me vaya bien, pensando exclusivamente en ella.

Me explico, en este mes, he tenido las siguientes experiencias:

* Un empresario amigo mío, que finalmente no ha logrado que su empresa supere la crisis, recibe una carta del INE (Instituto Nacional de Estadística) multándole con 300 euros por no rellenar una encuesta. Ayudando a salir a flote, que se llama.

* Hemos tenido un juicio contra el Fogasa, que se negaba a ingresarnos el 40% de las indemnizaciones de unos empleados en una rama de la empresa que la crisis se llevó por delante. Después de tres años (en que han tenido nuestro dinero, que no sabéis cómo nos habría venido para superar algunos meses), no tenían ni preparado el juicio. Solamente se negaron a pagarnos para dilatar tres años este abono. ¿Objetivo? Me inclino a pensar que además de retrasar el pago, esperar que no superáramos la crisis (como le habrá pasado a muchos) o que no nos metiéramos en juicio por no poder afrontar (o no interesar) un abogado y los gastos del mismo. Así, se ahorran dinero y pueden decir que el déficit es menor (a costa de machacar a empresas, claro).

* Dos familiares reciben sendas cartas en la que se les reclama que justifiquen una herencia. En los dos casos habían renunciado a lo que se les reclama. En uno de ellos, su padre falleció ¡¡hace 25 años!! Y, en el otro, su madre hace “solo” 11 años. Ahora les piden escrituras notariales de renuncia de la herencia, etcétera. ¿Casualidad?, ¿búsqueda de dinero debajo de las piedras a ver si cuela?

(Bueno, tienes razón, no es puramente Hacienda quien ha hecho todo esto. Está el Ministerio de Empleo y Seguridad Social con el Fogasa o una administración regional con sucesiones… pero en general es la “administración pública” que he personalizado en Hacienda).

Lo que me ofende de todo esto es que, en realidad, no están buscando ayudarnos/apoyarnos o el bien de los ciudadanos y empresarios. Solo parece importarles cuadrar sus cuentas para después vendernos lo bien que lo hacen… Pero, en medio, lejos de sentirnos queridos, sentimos que nuestra “pareja” de baile está buscando cómo lograr sacarnos el dinero, aun a sabiendas de que no tiene razón. Porque saben que después de 11 o de 25 años, casi nadie va a encontrar los papeles ni se va a acordar de la notaría en que los firmó… Y, así van logrando ingresos a base de pequeñas cantidades…

No sé si llevar a cabo acciones injustas a sabiendas tiene nombre y figura jurídica… Lo que sí sé es que todo lo contrario a “amor” o “cariño”… y que genera un desapego hacia los dirigentes y hacia lo “público” difícil de superar. Pero, claro, de este mujer no puedo separarme… (y de la otra, no quiero, que uno es empresario, pero no tonto).

Publicado en Sin categoría | 5 comentarios

El valor no monetario de un regalo empresarial

Una de las ventajas de la evolución tecnológica es la posibilidad de ver series televisivas y películas que se te han “escapado” cuando se estrenaron. Llevo un par de semanas dedicando algo de mi tiempo libre a ver Borgen, serie danesa sobre política y de la que hoy he visto el último episodio de la primera temporada.

En el penúltimo capítulo aparece el tema de los “regalos” a ministros y políticos y la poca confianza que eso genera al ciudadano. Y pienso, en mi entorno privado de empresa, ¿cuál ha sido el último regalo que me han hecho?…

La respuesta es sencilla; ¡¡una taza!!…

La taza me ha regalado Javi Atienza, promotor del proyecto CrazyCross. Ese jovenzuelo con el que salgo en la foto sosteniendo la famosa taza. A Javier le conocí en una conferencia en la universidad, en la que compartí mi historia de empresario y algunas inquietudes y experiencias. Al terminar, ofrecí mi móvil y mi correo electrónico por si alguno quería contarme su proyecto o, simplemente, charlar un rato…

Celebrando con Javier Atienza el regalo de su taza

Y Javier los usó… no una, ni dos, sino muchas veces. Me ha regalado la taza (la primera de su nuevo proyecto) porque dice que le he inspirado y ayudado… ¡¡Qué iluso!! Lo que no sabe él es que en esos cafés he sido yo el que he aprendido y he rejuvenecido…

No la he estrenado todavía, y no sé si la usaré mucho, pero es una taza que cuando la veo me produce varios sentimientos encontrados:

* Generosidad. En la taza pone “Yo lo hice posible”. Me parece muy generoso por su parte considerar que mi aportación ha sido importante para SU negocio.
* Sonrisa. Siempre que alguien me hace un regalo de corazón, sonrío. Y creo que esta taza es un regalo sincero y cariñoso.
* Felicidad. Porque veo a Javi feliz en su nueva aventura empresarial y para un empresario feliz, esto es realmente importante.
* Responsabilidad. Uno se da cuenta de que cuando habla con pasión de su vida empresarial “incita” a otros a emprender… y como los negocios son tan complicados, da miedo meter a otros en “este lío”.
* Miedito. ¿Le irá bien en su negocio nuevo?, ¿se romperá la taza?…

Pero, “que nos quiten lo bailao”. Hoy sonrío viendo la taza y ya le he prometido a Javier que correré una de las primeras CrazyCross… espero que los hinchables aguanten mi peso.

Publicado en Deporte, Emprendimiento, Empresario feliz, Felicidad, Sin categoría | Etiquetado , , | 1 comentario

Alegrarse del bien ajeno. Diana Martín Giménez

Esta semana ha sido extraña. He sufrido una de las grandes decepciones de mi vida (si te interesa saberlo, te lo cuento en privado… no creo que el personaje se merezca dedicarle más tiempo e ilusión) y sin embargo termino la semana con una gran sonrisa.

¿Estoy loco? Creo que no. Que miro a mi alrededor y veo, en lo personal, a “la jefa”, a los niños y al resto de familia y amigos apoyándome como posesos. Y, en lo profesional, cómo los deportistas y colaboradores de Patrocina un Deportista se dejan el alma para lograr sus/nuestros objetivos.

En este entorno, este fin de semana, una de las deportistas de proyecto, Diana Martín Giménez, ha logrado la mínima para ir a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Pensad que si el objetivo del proyecto es apoyar a deportistas para clasificarse y lograr los mejores resultados en Río… esta noticia es una de las mejores que podemos recibir.

Pero la sonrisa no es solo por la clasificación en sí, que (siendo sinceros) es exclusivamente mérito suyo (nuestro proyecto no ha logrado todavía grandes resultados económicos para Diana), sino por la forma en que actúa ella. Es medalla de bronce en un europeo, la segunda mejor atleta de España del año pasado y… en lugar de transmitir esa imagen del ídolo inalcanzable y alejado de sus seguidores, transmite siempre cercanía, sonrisa y sencillez.

Diana Martín y Julián Casas en los Premios Ciudad de Móstoles

Diana Martín y un servidor en los XXV Premios Ciudad de Móstoles que ganó Diana en la modalidad de Difusión de la Imagen de la Ciudad.

Y me descubro a mí mismo, de nuevo, alegrándome del bien ajeno. Diana, ¡¡enhorabuena!! Eres un gran ejemplo para muchos (al menos para mí) y es un honor intentar ayudarte en lo que se pueda para que llegues lo más lejos posible. ¡Te lo mereces!

Publicado en Deporte, Empresario feliz, Felicidad, Sin categoría | Etiquetado , , | 1 comentario

Jóvenes superando retos… empresariales

La semana pasada, la revista Emprendedores nos dedicó su sección ideas de negocios al proyecto Patrocina un Deportista. Lo titularon “Pymes que juegan en primera división”. Hasta aquí, casi todo normal. Es un proyecto (¿qué voy a decir yo?) muy atractivo y que llama la atención, por lo que salir en la prensa no es algo que llame especialmente la atención…

Entonces, ¿por qué lo destaco en mi afán de compartir con vosotros las cosas que me están haciendo feliz como empresario? Pues bien, el motivo es la forma en que se fraguó dicho artículo.

No lo logramos nosotros desde Patrocina un Deportista, sino que lo hicieron un grupo de alumnos de la Universidad de Mondragón en Madrid que podéis ver en la fotografía. A estos alumnos, del grado universitario LEINN (Liderazgo, Emprendimiento e Innovación), les presenté el proyecto hace unos meses y estamos colaborando en un par de ideas que son ya realidades.

Grupo de alumnos que lograron el reto

Dentro de su formación, tenían que recibir un “reto” por parte de un empresario. Y ahí entré yo. Les reté a que lograran una entrevista o artículo para el proyecto en un medio nacional… y el resultado (¿lo adivinas?) es el artículo que he citado anteriormente.

Ver jóvenes que luchan por lo que desean y que van logrando superar retos (aunque sean de otros como éste) me hace feliz, tanto por lo que significa de cómo va cambiando la forma de ver el futuro de los universitarios como ver que los aliados ayudan a que tu propio proyecto vaya creciendo y ganando visibilidad.

Publicado en Empresario feliz, Felicidad, Jóvenes, Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cuando un ex alumno te hace sonreír

Esta semana he tenido otro de esos buenos momentos que deseo compartir con vosotros. El motivo es que recibo hace un par de meses la llamada de un ex alumno (en concreto de un curso de Consolidación Empresarial de la Escuela de Organización Industrial) proponiéndome participar con él en un curso que está organizando.

La verdad es que no me considero profesor. Yo soy empresario… Y siempre que me invitan a hablar o “enseñar” en la Universidad o en una Escuela de Negocios, lo destaco. Me gusta transmitir los pocos conocimientos que pueda tener, pero siempre aplicándolos a mi experiencia y a lo que creo que se van a encontrar los emprendedores, los universitarios o los empresarios que van a escucharme.

Comida previa al curso con Jesús y Carmen. Ex alumnos y, ahora, aliados

Pero, que no quiero desviarme, lo que me ha hecho estar orgulloso es el hecho de que una persona que tuvo el papel de alumno en un curso anterior, me propusiera que repitiera la experiencia cuando él se ha convertido en director de un curso. Eso significa mucho para mí, ya que quiero creer que:

1. Muy mal no lo debí hacer (académicamente) cuando me invitan a “repetir” la experiencia. En este caso, además, se está jugando su reputación profesional al proponerme.

2. Que además de la parte académica, se valora la transmisión de la experiencia. De los (pocos) éxitos y de los (muchos) fracasos… En definitiva, la vida real del pequeño empresario.

3. Pero lo que realmente me hizo sonreír fue su insistencia en invitarme a comer el primer día del curso para tener dos o tres horas tranquilas para ponernos al día, para compartir nuestros proyectos y, también, para inventarnos (junto con otra exalumna de aquel curso) parte de nuestro futuro juntos.

Creo que una de las mayores ventajas de ser empresario es compartir tus inquietudes y tus proyectos con otras personas. Por eso, me alegra sobremanera cuando alguien que se ha cruzado en mi vida me invita a conocer qué está haciendo y hacia dónde quiere ir (y si es con una comida de por medio, mejor que mejor).

Una vez más, he tenido la gran suerte de disfrutar mientras trabajo… Todo un privilegiado, sin duda.

Publicado en Felicidad, Sin categoría | Etiquetado , , | 1 comentario