Encontrar empresarios… a mucha honra: Iberdoex

Hoy quiero hablar de un grupo de empresarios que conocí hace un par de años y que me han llamado la atención por varios motivos:

  • Porque es un grupo de empresarios que crea una empresa no por una visión especial, por haber detectado una oportunidad de negocio, sino por necesidad. Y lo reconocen abiertamente.
  • Porque en cuanto les ha ido bien, han dedicado parte de sus recursos a un par de colectivos a los que tengo especial “cariño”…
  • Porque tienen claro que todavía no han “logrado nada”, sino que tienen que innovar día a día o se los “comen con patatas”.
  • Porque lo han llevado a cabo en Extremadura, mi tierra de origen, y en la que unir a los empresarios es casi más complicado que en el resto del país.

Se trata del grupo Iberdoex, que aglutina sesenta estaciones de servicio a lo largo de toda la geografía extremeña, formando de esta manera la segunda red de gasolineras más numerosa de Extremadura. El nacimiento de Iberdoex fue producto de la necesidad del momento para dar auxilio a las gasolineras libres que no estaban bajo el amparo de ningún abanderamiento.

Según me explican, a finales del 2002 y principios del 2003, España quiere entrar en el Euro, el Gobierno tenía que controlar la inflación y le pide a las grandes empresas del sector que no suban el precio del combustible. Sin embargo, el precio del petróleo sí estaba subiendo, con lo cual, la situación de las gasolineras libres era de inseguridad total: un producto cada vez era más caro, pero que no podían vender por encima del precio de las grandes petroleras. Por eso dicen que Iberdoex no es una empresa formada por emprendedores, sino por luchadores que vieron que quien camina solo se equivoca.

Tras varios años de trabajo, han logrado grandes acuerdos con empresas nacionales e internacionales tan importantes como DIA, MAPFRE u ONCE. El espíritu del Grupo Iberdoex es dar servicio a sus asociados. Esto es, busca que los propietarios de cada una de las gasolineras puedan tener las mejores condiciones para que sus respectivas empresas sean lo más beneficiosas posible.

Pero además del negocio en sí, me gusta que una vez el negocio funciona hayan adoptado como causas propias la accesibilidad y el apoyo al deporte paralímpico. Se propusieron adaptar todas las estaciones de servicio en busca de la accesibilidad universal. Esto les ha llevado a lograr el Premio OTAEX en la categoría de productos y servicios “por su servicio de ACCESIBILIDAD UNIVERSAL”, y su compromiso con las personas con discapacidad al estar todas las estaciones de servicio atendidas por personal laboral.

Además, y ahí tengo implicación personal, han renovado el patrocinio deportivo que llevan a cabo con el ciclista Rubén Tanco Vadillo a través del programa Patrocina un Deportista. Y han seleccionado a este deportista por su afán de superación y por su compromiso con la sociedad.

En definitiva, que espero que sigan así y que les vaya bien, la verdad. Porque veo que van a por el futuro combinando sus innovaciones tecnológicas (uso del móvil, club de fidelización de clientes…) con sus compromisos sociales (donando a través de dicho club a la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica COCEMFE). Ganar dinero e intentar mejorar la sociedad. Como dice el título del blog, “empresarios a mucha honra”.

Si te ha gustado esta entrada considera dejar un comentario o suscríbete al RSS feed para recibir futuros artículos.
Esta entrada fue publicada en Deporte, Patrocinio deportivo, Responsabilidad Social Empresarial y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *