Johan Cruyff y las 22 claves de la gestión empresarial

1458831167nota2A las grandes personas se les recuerda con grandes recuerdos. Legados que se crearon en una época pero que perdurarán en el tiempo por la trascendencia y sencillez de quienes los llevaron a cabo. Cuando nos deja una de estas figuras tan relevantes, históricas, son muchas las voces que se elevan en alabanzas ensalzando a la persona. Pero es que el caso de Johan Cruyff es uno de los merecidos casos. Más que en el futbolista me centraré en el hombre de negocios, en el estratega, en el empresario del conocimiento que era, y seguirá siendo, mientras exista la elegancia y el buen gusto en el deporte. Johan Cruyff fue sin ninguna duda el primer futbolista moderno y un visionario que asoció el mundo del fútbol con los negocios, profesionalizando lo que antes sólo era entretenimiento. Tuvo el olfato de percibir el poder de la publicidad y del marketing en el deporte e hizo uso de ello como cuenta la anécdota de las 2 rayas en la camiseta del mundial de 1974. Para los que no conozcáis este episodio, en 1974 Cruyff amenazó a la federación holandesa con no disputar el Mundial de Alemania si le obligaban a llevar la camiseta de la selección con las tres rayas de Adidas en la manga. “La Federación, en esa época, negoció con Adidas. Querían que lleváramos su camiseta, y yo pedí mi parte. Me la negaron diciendo que la camiseta era suya, y yo les dije que la cabeza era mía”. Adidas se negó a plegarse a los deseos del holandés y sólo accedió cuando la federación amenazó con romper unilateralmente el contrato. El fondo de la cuestión fue que Johan había firmado un contrato con Puma, competencia de Adidas, y no estaba dispuesto a vestir otra firma si no era pagado por ello. Al final se confeccionó una camiseta especial para Johan Cruyff y mientras todos sus compañeros vestían una camiseta con las tres rayas de Adidas, Johan portaba únicamente dos como muestra de protesta. Y así fue durante todo el torneo. Johan trascendió al fútbol.

Y qué mejor para representar su esencia que recopilando estas 22 grandes frases, que sabiéndolas interpretar se convertirán en didácticas lecciones acerca del mundo de los negocios y la gestión empresarial:

  1. “Es todo muy sencillo: si marcas uno más que tu oponente, ganas”.
  2. “Prefiero ganar 5-4 que 1-0″.
  3. “El dinero debe estar en el campo, no en el banco”.
  4. “Nunca cometo errores porque me cuesta mucho equivocarme”.
  5. “Si tú tienes el balón, el rival no lo tiene”.
  6. “Cuando salgáis al campo mirad la grada, que todo eso lo han hecho para vosotros. Así que salid al campo y disfrutad”.
  7. “Mis delanteros sólo deben correr 15 metros, a no ser que sean estúpidos o estén durmiendo”.
  8. “Es un problema del fútbol de hoy, los dirigentes saben muy poco”.
  9. “Si no puedes ganar, asegúrate de no perder”.
  10. “Todos los entrenadores hablan sobre movimiento, sobre correr mucho. Yo digo que no es necesario correr tanto”.
  11. “En el mundo de los ciegos el tuerto es el rey, pero sigue siendo tuerto”.
  12. “Si yo hubiera querido que me entendieras, me hubiera explicado mucho mejor” (respuesta a un periodista en rueda de prensa).
  13. “Si el equipo contrario tiene un jugador inteligente que se desmarca muy bien, siempre optamos por la solución más sencilla: Que no le marque nadie, no se desmarcará”.
  14. “Jugar al fútbol es muy simple, pero jugar un fútbol simple es la cosa más difícil que existe”.
  15. “En mi equipo el portero es el primer atacante y el delantero es el primer defensor”.
  16. “¿Por qué no podríamos ganar a un club más rico?. Nunca he visto a un saco de billetes marcar un gol”.
  17. “Los italianos no pueden ganar, pero sí puedes perder frente a ellos”.
  18. “La velocidad es muchas veces confundida con entendimiento. Cuando empiezo a correr antes que otros, parezco más rápido”.
  19. “Al fútbol siempre debe jugarse de manera atractiva, debes jugar de manera ofensiva, debe ser un espectáculo”.
  20. “El mejor despacho es un balón. Sólo te sientas y observas, analizas y piensas en nuevas ideas”.
  21. “Vamos primeros porque tenemos más puntos positivos”.
  22. “Ahora estoy seguro de que vamos a ganar la liga”. Tras los 6 goles en contra en la Romareda.

Brillante. Fuiste y serás simplemente brillante. DEP Johan.

Los PILB y la élite del deporte

juve-star-andrea-pirlo-wurde-von-xavi-getroestet-

Inauguramos este nuevo año 2016 con los mejores deseos y esperanzadores proyectos para tod@s. Además de con una excelente colaboración. Como gran aficionado al deporte, y en especial del fútbol, llevo un tiempo trabajando en un nuevo término, los PILB, acrónimo de “Player I would Like to Be” (Jugador que me gustaría ser). Con osadía y atrevimiento solicité ayuda y consejo a la psicóloga deportiva Patricia Ramírez para que me ayudara a testear profesionalmente este concepto ya que no sabía si realmente podría tener contenido. Patricia Ramírez es una de las mayores expertas en el área de la psicología deportiva en la actualidad y desde el año 1995 se ha dedicado a trabajar con deportistas nacionales e internacionales de máximo nivel. Ramírez ejerció además como psicóloga para la primera plantilla del Real Betis Balompié durante dos temporadas, en un ciclo que la entidad calificó de “altamente exitoso”. Por lo que me reitero, un verdadero lujo y placer compartir tan apreciada colaboración. Gracias Patricia por tu generosidad y por tu inestimable conocimiento.

La idea sobre el concepto PILB surgió al analizar la carrera futbolística de jugadores como Puyol, Pirlo, Xavi Hernández, Maldini, Seedorf, Ryan Giggs,… Deportistas, a priori, “mayores de edad” para la práctica profesional del fútbol. A pesar de haber sobrepasado con creces la treintena han demostrado (y lo siguen haciendo algunos) que con mentalidad ganadora, sacrificio a nivel físico y unos valores personales y profesionales intachables pueden superar incluso los umbrales máximos que poseían en su etapa de veinteañeros. Mención especial merece la más que destacable actuación del jugador del Athletic Club de Bilbao, Aritz Aduriz. A punto de cumplir 35 años (11 de febrero de 1981) está firmando un primer tramo de temporada espectacular, tanto por número de goles como por juego desplegado. Demostrando un arrojo y una emoción hacia el fútbol comparable a sus épocas de juvenil. Increíble. Quizás al reconocer humildemente que no le quedan muchos más años en la élite profesional quiera disfrutar más si cabe sintiéndose parte tractora del equipo. Mostrando así el camino a los más jóvenes, como una responsabilidad social y deportiva adquirida hacia ellos, hacia su Club e incluso hacia la propia sociedad.

Lezama, la cantera del Athletic Club de Bilbao, y La Masía del Fútbol Club Barcelona son claros ejemplos de que educar en valores desde las primeras etapas formativas del futbolista es fundamental para concebir futuros PILB. El desarrollo del talento, la emocionalidad, la creatividad florecen en espacios donde la singularidad del individuo se tiene en consideración y se valora. La realidad del deporte nos ha enseñado que los deportistas de élite deben estar preparados física y mentalmente para afrontar y superar los diferentes retos que van a ir surgiendo a lo largo de su carrera profesional. Por lo que resulta clave educar desde la complejidad atendiendo a la especificidad de cada futbolista ya que el desarrollo personal y deportivo son facetas indivisibles de un mismo crecimiento (palabras de Jose Mari Amorrortu, director deportivo del Athletic Club). Hay que disponer de una visión del deportista a largo plazo. Una formación específica en valores identifica al futbolista y al propio Club. Valores que van a conformar una seña de identidad y una marca país reconocible a todos los niveles. Como se aprecia en el caso paradigmático del Fútbol Club Barcelona y del Athletic Club de Bilbao, equipos respetados, admirados, y generadores de grandes personas y deportistas. Ese debe ser el camino a seguir.

No sólo la edad distingue a este colectivo denominado PILB, sino su carácter ganador, su perseverancia, sus valores personales, su ética profesional, su responsabilidad, su compromiso para con la sociedad y ante las nuevas generaciones. Conocen su poder mediático y lo utilizan para el bien. Son el reflejo y la esencia de la élite deportiva y serán por siempre recordados además de como excelentes players como grandes referentes sociales. El espíritu Puyol vs El ruido mediático del fútbol. 

La fortaleza mental juega un papel esencial y es distintivo de este grupo de deportistas. Son líderes tanto dentro como fuera del campo y actúan como tal. Carismáticos y brillantes estrategas, la mayoría de los PILB deciden continuar su carrera profesional como entrenadores o en puestos que generan valor dentro de sus equipos. Potenciar las variables psicológicas ayuda y es acicate para mejorar y prolongar la ejecución deportiva. Sin duda.

Tras contrastar esta idea conceptual con Patricia Ramírez llegamos a las siguientes conclusiones en formato de DECÁLOGO DEL PILB:

  1. La edad no es un impedimento, no debe ser una barrera para la práctica de tu actividad profesional.
  2. Sé tu mejor versión en cada momento, aunque sepas que no puedas conseguir la victoria.
  3. Ayuda a los más jóvenes como un día te ayudaron a ti.
  4. Comparte tu conocimiento. Comprométete con la sociedad.
  5. Analiza en perspectiva. Conciencia vs Consciencia.
  6. Sé humilde. El deporte forja personas para la vida.
  7. La victoria es el camino no el fin. Que te reconozcan más por tu comportamiento que por los trofeos que levantes.
  8. Respeta al contrario, al resto de players. No son tus enemigos.
  9. La educación, la salud, la cultura conviven contigo y te harán superarte.
  10. Que predomine en ti el sentido de equipo, sus intereses están por encima del lucimiento personal.

Este ejemplo de player que recoge el concepto PILB se podría extrapolar a otros deportes y disciplinas. El más que conocido retorno de Michael Jordan al baloncesto, el 21 de febrero de 2003, en el que se convirtió en el primer jugador de la NBA en anotar más de 40 puntos con 40 años. Qué decir del admirado alpinista español Carlos Soria, que con 76 años sigue inmerso en una increíble lucha, conquistar los 14 ochomiles de la tierra. De momento le faltan 3: Anapurna, Kanchenjunga y Dhaulagiri. Y por último y no menos importante el caso de Jeannie Longo. Ciclista profesional francesa recordada por su naturaleza altamente competitiva y su longevidad en el deporte. En junio de 2011 sumó su 58º título nacional, al proclamarse campeona de Francia en contrarreloj con 52 años. Todos ellos significativos casos de superación tanto en lo profesional como en lo personal. Esperemos que de aquí a unos años podamos dar nuevos y mejores ejemplos de la generación PILB, eso sería sintomático de que el deporte y por ende nuestra sociedad sigue avanzando hacia un estadio mejor, más evolucionado.

Y para finalizar una última reflexión… ¿Por qué no trasladar este filosofía PILB al mundo empresarial?. El valor no está en la edad sino en nuestra actitud ante la vida.