Archivo de noviembre, 2015

Mentiras, políticos y bajada de impuestos

30 de noviembre de 2015

La campaña electoral ha abierto el tradicional mercadillo de rebajas fiscales. Todos los partidos ofrecen reducción de impuestos y alzas del gasto, lo que no veo es de dónde va a salir el dinero para financiarlo. Por ejemplo, Ciudadanos defiende bajar el IRPF, las cotizaciones sociales y sustituir los contratos temporales por el denominado contrato austriaco, así como poner en marcha los complementos de sueldo para los que cobren menos. Todo eso, cuyo montante no se especifica, se financiará, según Albert Rivera, con el incremento del empleo en la próxima legislatura. El  presidente del PP, Mariano Rajoy, quien ha elegido el lema de “En serio” para intentar demostrar que sus propuestas son viables, se desmarcó el domingo con una reducción de dos puntos en el marginal de las rentas altas y de las más bajas, así como de las cotizaciones sociales. Cuando se analiza la propuesta, resulta que las clases altas son sólo el 1 por ciento de la población y las bajas apenas pagan impuestos. Es decir, que para el grueso de los ciudadanos de clase media no habrá recorte de impuestos. En cuanto a las cotizaciones sociales, en estos cuatro últimos años eludó el asunto, por el déficit de la Seguridad Social. Pero nuevamente recurre al empleo que se creará en la próxima legislatura para financiar la prometida reducción de las cotizaciones sociales. ¿Les suena el argumento? El mismo que el de Ciudadanos. ¿Y qué pasa si no se crea empleo o si la economía empeora como ocurrió con Zapatero? Esa hipótesis no se contempla. Se lo voy a decir claramente: son castillos en el aire, porque es difícil prever la marcha de la economía española más allá de 2016 y menos aún, como no resolvamos el conflcito catalán. En fin, que no se molesten en estudiar los programas electorales ni se tomen en serio a los políticos, no van a cumplir lo que prometen. Cuando se rasca detrás de su propuestas para averiguar como se financian, con frecuencia encontramos humo.

No a la ayuda pública para Abengoa

26 de noviembre de 2015

El ministro de Industria, José Manuel Soria, estuvo muy bien al descartar que el Estado pueda entrar en Abengoa. No es la función del Gobierno salvar las empresas privadas. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, también estuvo muy prudente. En vez de solicitar que el Gobierno salvara la empresa, pasó la pelota a la banca. En realidad, es ésta la única que tiene la solución, ya que es su principal acreedora. Me consta que el Santander fue quien convenció a la familia Riveras, propietaria de Gestamp, para que tomara el control de la empresa solar. Gestamp salió corriendo al comprobar que el tamaño del agujero (20.000 millones) era tal, que podía tragársela. No hay empresa industrial en nuestro país con capacidad de absorber Abengoa en estos momentos. Tiene que ser los bancos, que prestaron ciegamente a la compañía, los que instrumenten una salida digna. Ya ocurrió con Pescanova. Lo lógico es una quita de alrededor del 80 por ciento y poner a la venta buena parte del patrimonio. Las energías renovables están de moda, y hay muchos activos que se podrán vender a buen precio. No todo está perdido.

Rivera no quiere colaborar con Rajoy

25 de noviembre de 2015

Albert Rivera, el lider de Ciudadanos, aseguró en el Agora de elEconomista celebrada este miércoles que si no gana las próximas elecciones, se quedará en la oposición y que jamás apoyará ni a Rajoy ni a Pedro Sánchez. Esperemos que no sea así, porque la inestabilidad política y, por ende, económica que puede generar sería enorme. Rivera no quiso precisar cual sería la solución para Cataluña si él ganara las elecciones y apostó por colaborar con Francia, incluso en los  bombardeos a Siria desde el primer momento. Este jueves, amplia información en elEconomista de papel

Mas camina hacia el precipicio

23 de noviembre de 2015

Artur Mas parece dispuesto a todo por ser presidente. La última baza es lograr que dos diputados de la CUP lo apoyen para no comprometer a esta formación. Lo cierto es que la huida hacia adelante del líder de CDC no se entiende si no es para tapar todo lo que defraudó su partido durante los últimos 30 años y el antiguo jefe del clan, Jordi Pujol. Pero cada vez surgen más voces discrepantes dentro de su formación. ¿Cómo casar la ideología marxista de ERC con la de Mas o la filoanárquica de la CUP? Eso es imposible de gobernar. La deuda catalana es bono basura y cualquier movimiento hacia la independencia agravará su situación. El nuevo país nacería sin crédito por parte de las agencias internacionales, lo cual es como comenzar quebrado y augura un desastre económico y social importante. Lo peor es que Mas está haciendo de puente para una parte de la burguesía catalana que con por la voluntad de apoyarlo va a acabar encumbrando a Oriol Junqueras, que es en realidad quien tiene proyección de futuro. Si los empresarios catalanes fueran listos harían lo que hicieron los vascos con Ibarretxe, enviarlo a su casa, antes de aceptar un pacto con HB. Es como apuntarse a la ruina y comprar todas las papeletas para asegurar que es así.

La solución al yihadismo pasa por Rusia

16 de noviembre de 2015

El presidente francés, Fraçois Hollande, dirigió una sesión extraordinaria del Parlamento y el Senado franceses destinada a dotarse de nuevas armas para combatir el terrorismo internacional. En su discurso, Hollande apeló a la unión de todos los países para conjurarse contra el Estado Islámico. Pidió la formación de una gran coalición internacional. Pero a los observadores internacionales les chocó que no invocara el artículo 5 de la OTAN, que obliga a todos sus miembros a salir en defensa de Francia. El motivo puede estar en que Rusia no es un miembro de la OTAN, sino al contrario, está en guerra abierta contra esta organización. Cualquier ataque al terrorismo sirio pasa por la alianza con Vladimir Putin. Los rusos no sólo son los mejores aliados del régimen de Assad, además son una potencia respetada en la zona. El aplastamiento del yihadismo pasa por una fuerte alianza franco-rusa que controle la zona. Estados Unidos, en contra de las apariencias, está de retirada, desde que el petróleo dejó de ser un tema prioritario para Washington. La OTAN es, además, el gran rival de Putin en Ucrania, y el ángel protector de este país. Hollande por eso no invoca su ayuda.

Rato sigue bajo sospecha

12 de noviembre de 2015

El Banco de España da por buenas las cuentas de Rato en Bankia pese a que varios de sus inspectores las habían echado por tierra, dando soporte a la investigación judicial abierta sobre su actuación. Era algo cantado en el sector. El problema de Rato no es el de su gestión al frente de la entidad financiera, que pudo ser desacertada, pero desde luego dentro de la legalidad. El problema es que aprovechó su situación de presidente para beneficiarse de las tarjetas ‘black’  y luego dio contratos publicitarios a su presunto testaferro, al que a su vez facturaba a una de sus sociedades por servicios profesionales, según él. Una maniobra sospechosa que es impropio del presidente de una gran entidad financiera y, sobre todo, de una persona considerada como uno de los prohombres de la economía española en la última década.

Mas tiene demasiada prisa

11 de noviembre de 2015

El pleno del Gobierno aprobó ayer el recurso ante el Constitucional sobre el proceso soberanista de Cataluña e inició los pasos para inhabilitar a más de una veintena de altos cargos de la Generalitat. Mas intenta ganar tiempo y cada día cede algo a la CUP para lograr su apoyo. Primero accedió a reprivatizar servicios concesionales y revisar la política crediticia de las entidades catalanas, ayer dijo que nombrará tres vicepresidentes para diluir su poder y, finalmente, accederá a ser un presidente florero. Es triste que un dirigente moderado de centro derecha esté dispuesto a gobernar como si fuera un vulgar dictatorzuelo con tal de volver al poder. Rajoy, en unión al resto de las fuerzas políticas, está respondiendo por primera vez con sensatez y con la fuerza que le da el Estado de derecho. Mas intenta alargar el periodo de interinidad hasta después de las elecciones, de manera que dependiendo el color del Gobierno pueda pactar una salida para Cataluña o para él mismo. El asunto catalán no se resolverá hasta después de los comicios generales. Resulta penoso que haya tenido que recabar el apoyo de formaciones radicales de izquierdas para sacar adelante sus ideas. Un Gobierno así llevaría a la ruina a Cataluña y dispararía el desempleo entre los catalanes.

¿Será Portugal la nueva Grecia de la UE?

10 de noviembre de 2015

Una amalgama de partidos de izquierda liderados por los socialistas lograron tumbar ayer el Gobierno conservador de Passos Coelho, con sólo unos días en el poder. El nuevo ejecutivo promete cumplir con el déficit y elimnar a la vez los recortes. Es como el que quiere soplar y sorber al mismo tiempo o ser pichichi y portero. Si se gasta más, ¿cómo van a cumplir el déficit? La izquierda siempre aporta la misma salida: subamos los impuestos a los ricos. Como si estos fueran de goma y puedieran estirar sus dineros para sufragar cualquier cosa. Craso error. Portugal es un país devastado por la crisis, donde los ricos son un bien escaso, como en España. La familia Espirito Santo, dueña del principal banco del país, se arruinó intentando defender la entidad. Las empresas públicas no se privatizaron como aquí y siguen constreñidas por un mercado pequeño, del tamaño de Cataluña. Portugal Telecom, una de las joyas de la corona portuguesa, se debate entre la viabilidad y la suspensión de pagos porque los Espírito Santo le colocaron 900 millones en bonos de su imperio en ultramar, cuya valoración está próxima a cero. Toda la expansión de Portugal Telecom en Brasil, donde llegó a plantar cara a Telefónica, llega sólo para cubrir la mitad del bono basura. El conchabeo de la banca y la política menguó el esplendor de las riquezas, como ocurrió en España con los antiguos presidentes de las cajas de ahorro. Me pregunto, quién pagará los impuestos con los que la izquierda espera financiar el déficit.   Portugal puede ser la nueva Grecia en un par de años. Lo peor es que me queda la inquietud de si Pedro Sánchez intentará un pacto a la portuguesa si Ciudadanos y el PP no logran mayoría absoluta.

El riesgo de la próxima subida de tipos

4 de noviembre de 2015

La presidenta de la Reserva Federal, Yanet Yellen, apunta ya a una próxima subida de los tipos de interés en diciembre en Estados Unidos. Ahora hace falta conocer la magnitud, aunque nadie cree que supere las 25 centésimas. Es un paso esperado, ya que la única manera de estar preparados para combatir las próximas crisis es subiendo ahora el precio del dinero de manera que en el futuro pueda reducirse para impulsar la economía. Yelen ha pasado de poner como condición el pleno empleo o la subida de la inflación a exigir simplemente que los mercados vuelvan a la calma. Otro factor que anima a tomar esta decisión es la vuelta de la calma a los emergentes. La subida de tipos encarecerá el dólar y por ende la deuda de todas la economías en desarrollo y sus empresas, a las que les costará más devolver el dinero. Uno de los mayores temores para el futuro es que se produzca una explosión del mundo emergente, incapaz de devolver sus deudas. En estas circunstancias se entiende la cautela de la presidenta de la Reserva Federal.

Efecto electoral en Elcogas

3 de noviembre de 2015

Elcogas acaba de anunciar a sus trabajadores que retira el ERE que pesaba sobre toda la plantilla. Sin embargo, se trata sólo de un aplazamiento temporal de tres meses concedido por el Ministerio de Industria para estudiar la viabilidad de la empresa produciendo otro tipo de producto, ya que en la actualidad no es viable. Teniendo en cuenta que en España todas las plantas de gas están hibernadas por exceso de producción de energía, resulta complicado creer que Elcogas pueda ser viable en el futuro. Hay que preguntarse porqué se alargó tres meses el plazo de su cierre. La respuesta es sencilla, para evitar que coincida con el periodo electoral. Es un caso que conviene bien tanto a PSOE como a PP. Este último porque es visto por la opinión pública como el culpable del cierre (aunque Elcogas pertenece a las grandes eléctricas es Industria quien debe autorizar su clausura al tratarse de un negocio estratégico regulado por el Estado). Y el PSOE porque gobierna en la actualidad Castilla-La Mancha. De hecho, parece que Pedro Sánchez llamó con insistencia tanto a Industria como a Moncloa para lograr el aplazamiento. Y es que el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, es uno de los pocos apoyos firmes con los que cuenta el actual secretario general del PSOE ante los próximos comicios.