Archivo de diciembre, 2014

¡Feliz año!

31 de diciembre de 2014

El 2014 fue un año complicado en el que la economía comenzó a despuntar de manera tímida, tan tímida que la mayoría de la gente ni lo ha notado. Sobre todo, los que llevan años en desempleo. El próximo año se presenta mejor, pero no nos engañemos, tampoco lograremos acabar con las secuelas de la crisis. La economía española sufrió en los últimos cinco años una hecatombe similar a la de los años 30, que tardaremos muchos años en recuperar. Por eso, lo único que se puede pedir es paciencia y procurar llevarlo lo mejor posible. España es una de las economías más desarrolladas del mundo, los treinta últimos años hemos crecido más que casi todos. Pese a nuestro pesimismo, el nivel de bienestar es envidiable. Podemos recuperar el ritmo de crecimiento que perdimos. No hay que tirar la toalla. Desde elEconomista contribuiremos al progreso de nuestro país con críticas despiadadas hacia las empresa o instituciones que no funcionan, así como ensalzando todo lo que va bien, que es mucho más de lo que pensamos. Con la promesa de ser fieles a la verdad, que hemos cumplido desde nuestra fundación, todos los que hacemos este gran medio queremos desearos un feliz 2015. ¡Aquí seguiremos el año que viene!

Infraestructura de lujo

30 de diciembre de 2014

Rajoy inauguraró ayer el nuevo tramo de la A-8 entre Asturias y Cantabria, lo que permitirá salir desde Portugal casi hasta la frontera española por autopista. Me sorprende, sin embargo, que la prensa local critique que la infraestructura tardó casi 25 años en completarse. No hay más que darse una vuelta por la zona. Es impresionante el número de viaductos y de túneles uno detrás de otro que requiere la obra. Más de 3.000 millones en autovía, que asturianos, cántabros y gallegos van a disfrutar, al igual que el resto de españoles o extranjeros visiten la zona, sin pagar un euro por recorrido. Es una infraestructura espectacular de las que sí tienen sentido. Lo digo porque otras veces los medios nos fijamos en casos como los aeropuertos de Castellón ó Murcia, donde el dinero del contribuyente se malgastó. Hay muchas cosas que se hacen bien y esta es una de ellas. Si no, dénse una vuelta por la zona, impresiona.

LLega el despegue

26 de diciembre de 2014

No sé si el presidente quería un titular sobre su balance de fin de año, pero si lo quería lo ha conseguido, porque ha logrado simplificar en dos palabras el mensaje: despegue económico. El ciudadano de a pie se apuntará esta idea y juzgará al cabo de unos meses si el presidente le mintió, como ocurrió cuando llegó al Gobierno con la bajada de impuestos que no fue tal, o acertó en sus pronósticos. Es cierto, como señaló el ministro de Economía, Luis de Guindos, que en estos momentos se conjugan una serie de factores que impulsarán la economía española el próximo año: la caída del petróleo, de los tipos de interés, el posible incremento del crédito y las ganancias en competitividad de la economía española. Pero también es verdad que existe un riesgo de inestabilidad política, si Podemos releva al PSOE como segunda fuerza política en las próximas elecciones municipales o autonómicas. Por eso, Rajoy remarcó ayer la importancia de la estabilidad, frente a la amenaza desestabilizadora del partido de Pablo Iglesias. Si el PP pierde alguno de sus principales bastiones, como Madrid y Valencia, la inestabilidad frenará el crecimiento español. Eso sin contar con lo que pueda pasar el próximo lunes, 29 de diciembre, en Grecia, donde se juegan unas elecciones anticipadas en los primeros meses de 2015, en la que parte como favorito Syriza, el ‘Podemos griego’. En fin, la afirmación del presidente, que él calificó en varias ocasiones como realista, me parece arriesgada. Esperemos que esta vez acierte, porque si no ya podemos ir despidiéndonos de la estabilidad.

EEUU vuela

23 de diciembre de 2014

La economía de Estados Unidos creció a un ritmo del 5 por ciento durante el tercer trimestre de este año, el ritmo más alto de la última década. Eso convierte a la economía americana en el motor económico del mundo. El problema es que prácticamente es el único motor que le queda a la economía mundial. Con Europa y Japón, convalencientes, y la economía china en declive, si no fuera por EEUU, probablemente, estaríamos hablando de otra recesión.  El petróleo barato debería dar alas suficientes para impulsar el crecimiento del resto del mundo, de manera que a partir del este año podamos hablar de un nuevo período de expansión de la economía mundial. España puede ser uno de los países que más se beneficie de estas circunstancias, como ha vendio el Gobierno en las últimas semanas. Sólo la aventura nacionalista de Artur Mas y el neopopulismo de Podemos oscurecen el panorama. Crucemos los dedos, para que al final su influencia no sea tan perniciosa como parece.

El coladero de déficit de Hacienda

14 de diciembre de 2014

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, va a aponer en marcha un mecanismo para reestucturar la deuda de las autonomías, sobre todo de las peores, Cataluña, Valencia y Murcia. El Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) puesto en marcha por Hacienda para acabar con las facturas en el cajón se ha convertido en un auténtico coladero del déficit autonómico. Es decir, los gobiernos regionales cargan al FLA sus facturas, que pasan directamente a deuda, en lugar de computar como déficit. Veamos un ejemplo. En la Sanidad, el presupuesto sólo llega para cubrir hasta septiembre. Entre ese mes y final de año se deja de pagar al proveedor hasta que entra en vigor el presupuesto del año siguiente. Todas esas facturas terminan cuando en el FLA, que se financia con la emisión de más deuda sin pasar por déficit. Una tranpa, que en elEconomista hemos denunciado de forma reiterada. Montoro quiere cortar ahora ese trasvase y asunir la deuda autonómica a cambio de tomar el control para forzar  a acometer los ajustes que siguen demorándose ‘incomprensiblemente. A buenas horas. La Unión Europea debería abrir un procedimiento sancionador por estas irregularidades. ¡Y luego nos quejamos de los griegos!

Vuelve el triunfalismo económico

11 de diciembre de 2014

Rajoy aseguró ayer ante el Foro de la Competitividad, que aglutina a los grandes empresarios de nuestros país, que la crisis económica en muchos sentidos es ya historia. Una afirmación triunfalista, que ratificó la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), que elevó la previsión de crecimiento para este año hasta el 2,4 por ciento. Una de las labores del Gobierno es vender optimismo. Pero ya hemos visto en ocasiones anteriores que anticiparse puede ser contraproducente. La ex vicepresidenta Elena Salgado llegó a ver brotes verdes donde no los había, como Don Quijote con los molinos de viento. Es cierto que la economía española puede alcanzar este año una buena velocidad de crucero, pero con casi cinco millones de desempleados, y casi dos de larga duración, es mejor ser cauto en las apreciaciones, porque la mayoría de la población puede entender que a quién realmente le va bien es al Gobierno en lugar de a sus ciudadanos.

Transparencia, un buen comienzo

11 de diciembre de 2014

Digan lo que digan algunos medios la Ley de Transparencia representa un avance considerable para conocer mejor cuánto cobran y en qué se gastan el dinero público nuestros gobernantes. Pero es cierto, es el primer paso, en la buena dirección pero el primer paso. Se echa de menos el detalle de sueldos o de gastos, por ejemplo de partidos políticos y de fundaciones. El Gobierno alega que hay información que no se puede facilitar porque topa con la Ley de Protección de Datos. Pero es una excusa. Por ejemplo, no hay detalles sobre las ofertas que se presentan a la consecución de un contrato público, ni sobre los puntos obtenidos por cada uno de ellos para comprobar que se dio con objetividad. Los ciudadanos pagamos con nuestros impuestos la administraciones y tenemos derecho a conocer en qué se gasta nuestro dinero.

Podemos tiene ya réplica en Grecia

9 de diciembre de 2014

Grecia es el país de la Unión Europea que mejores perspectivas de crecimiento tienen para 2015, alrededor del 3 por ciento, sin embargo su bolsa se dejó ayer la friolera del 13 por ciento sólo ante la perspectiva de que Syriza, el ‘Podemos’ griego, llegue al Gobierno en las próximas elecciones legislativas. El eco se dejó sentir en todas las bolsas europeas. Ya sé que muchos creen que las inversiones en bolsa son cosas de ricos. Pero se equivocan. Porque si las empresas caen en bolsa, reducen sus inversiones y sus contratas de otras pequeñas y medianas sociedades. Un círculo que acaba perjudicando seriamente a la economía y arrastrándola a la crisis. Syriza es un adelanto de lo que ocurriría en España si llegara Pablo Iglesias al poder. El esfuerzo de estos últimos años por cuadrar el déficit  y poner de nuevo el país en la senda del crecimiento se derrocharía en unos días.  Volverían los tiempos oscuros de la crisis más profunda. Cada uno sabrá qué hace y cual es su responsabilidad.

Al más puro estilo castrista

6 de diciembre de 2014

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, llegó por lo visto a la tertulia de 24H del viernes pasado  rodeado de una veintena de militantes de su partido con la consigna de “esto es nuestro”. Empezó por decir que los trabajadores del grupo televisivo le apoyaban, como si los tertulianos y el presentador fueran de la casta. En la entrevista no supo contestar a las acusaciones sobre los pagos en negro de su asociación sin ánimo de lucro desvelados por elEconomista. Al contrario, como la mejor defensa es un ataque, se dedicó a sacar los trapos sucios del periodista que le preguntó, Alfonso Rojo. Iglesias se muestra prepotente, cree que va a ser el próximo presidente del Gobierno y maltrata e insulta a quien no lo apoya. Por supuesto, se rodeó de tuiteros encargados de desacreditar con insultos a los críticos. Al más puro estilo castrista. Poco a poco vamos descubriendo quién es. Y por supuesto, sigue sin dar una respuesta sobre el dinero negro que manejaba. No se puede exigir limpieza a los demás sin aplicarse la misma regla a uno mismo.

Facturas en B

2 de diciembre de 2014

Los pagos en negro del líder de Podemos, Pablo Iglesias, cuando su productora era aún una sociedad cultural sonrojan a cualquier. elEconomista aporta los recibos que firmaba la jefa de la productora Con Mano Izquierda, que muestran que cobraba una parte de los trabajos totalmente en negro y otra parte con IVA. Pablo Iglesias llegó a decirle a su socio, que no podía facturar porque tenía una asociación cultural. Situación que no legalizó hasta finales de 2013, cuando convirtió su productora en sociedad anónima. Con ese currículum a las espaldas y una novia también sospechosa de adjudicar contratos a dedo a su familia, a los que les tocó además “por sorteo” un piso de protección oficial, el mito de Pablo Iglesias es un pufo. No puede dedicarse a enmendar a la sociedad una persona que comienza por no pagar a Hacienda lo que debe. Se ve que la izquierda es como los demás políticos. En cuanto pueden se arreglan su situación y luego salen a la calle para pedir solidaridad para los demás. Un fiasco.