Archivo de octubre, 2014

El temor de Rajoy a Podemos

29 de octubre de 2014

¿Por qué Rajoy pidió perdón a sus electores? La respuesta dada por la prensa es por las presiones de sus colaboradores más cercanos, sin embargo conociendo al presidente, creo que el motivo es otro. Todo el mundo dice que el presidente es reacio a tomar decisiones y a tomar el toro por los cuernos, como suele decirse. Eso es verdad, salvo en una circunstancia, cuando ve que el tema trasciende a la opinión pública. Por eso, prácticamente gobierna con los datos que le va suministrando Pedro Arriola, el sociólogo de cabecera del PP. Parece que los sondeos internos apuntan no sólo a un desplome del PP en la intención de voto, sino a un ascenso meteórico de Podemos. Hasta el punto de que estaría a punto de arrebatarle el puesto como fuerza política con mayor intención de voto. Si hasta ahora Podemos era sólo una amenaza para el PSOE, al que quitaba votos, parece que también puede serlo para el PP. Muchos de sus votantes, avergonzados de los dirigentes actuales, están dispuestos a apoyar al ‘coletas’, con tal de cambiar a sus representantes políticos. La actitud pasiva de no votar al PP, puede decantarse hacia Pablo Iglesias, sobre todo, si éste modera su discurso. El futuro está más abierto que nunca. Tanto, que el conflicto catalán ha pasado a ser un tema de menor relevancia entre las preocupaciones del presidente.

Rajoy debe pasar de las palabras a los hechos

28 de octubre de 2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió ayer perdón a los españoles por los casos de corrupción que asolan su partido. Es un gesto que le honra, aunque mucho me temo que detrás está un hundimiento de la intención de voto de su partido. La ciudadanía está harta de los gobernantes corruptos y los intentos del PP de tirar balones fueras ante la aparición de casos como el de Bárcenas o Granados no hacen más que incrementar más su enfado. Es mejor reconocer de una vez los errores, pagar por los pecados y a partir de ahora cambiar el rumbo. En mi opinión, no basta con pedir perdón, Rajoy debería endurecer las penas contra la corrupción, ya se trate de políticos, sindicalistas o empresarios. Sobre todo, debería obligar a las formaciones políticas y a los agentes sociales, así como a todo el que reciba un euro de subvención pública a informar en detalle de sus cuentas, como si se tratara de una empresa, porque la forma en que lo hacen actualmente no sirve para nada. En países como Perú, mucho más atrasados que el nuestro, se puede consultar por internet el estado de un contrato con la administración y los puntos obtenidos por el adjudicatario y sus rivales. Tampoco se entiende que Rajoy no suspenda de militancia, por ejemplo, a Esperanza Aguirre, que fue la jefa de Granados durante años. Si lo sabía, no debería seguir en su cargo de presidenta del PP madrileño un minuto más, y si no lo sabía, entonces es una incompetente que no merce la confianza de los ciudadanos. Señor Rajoy, no basta con palabras, demuestre de verdad su voluntad de acabar con toda secuela de corrupción si quiere que los ciudadanos vuelvan a confíar en el PP.

El alzamiento de bienes de Blesa

22 de octubre de 2014

Miguel Blesa ha vendido casi la mitad de su patrimonio inmobiliario como muestran las informaciones periodísticas que este jueves recogerá elEconomista. Lo hace, además, en víspera de su imputación en el caso de Banco de Florida por parte del magistrado Elpidio José Silva. Por ello, cuando otro magistrado, el que instruye el caso de las tarjetas negras, Fernando Andreu, le impuso una fianza de quince millones de euros, él se declarará insolvente y el juzgado tendrá que proceder al embargo de sus propiedades. La pregunta es si Andreu le pedirá explicaciones sobre las que acaba de vender, en plena crisis inmobiliaria y a todo prisa. Supongo que es difícil de demostrar, pero el asunto podría derivar en un alzamiento de bienes por parte del ex banquero.

Periodistas en la cuerda floja

21 de octubre de 2014

No sólo los titulares de las tarjetas B tienen motivos para avergonzarse, también hay periodistas que se pasan el día predicando o criticando a los demás, que mejor deberían arreglar sus asuntos antes de hablar. El juez Ruz imputó a Ángel Acebes por el presunto uso de fondos B del Partido Popular para financiar a Libertad Digital. Jiménez Losantos, que ya financió su empresa con préstamos privilegiados de Caja Madrid, debería explicar en los micrófonos de donde procedía este dinero y cómo se consiguió. No dejo de sorprenderme coómo Losantos pasaba las mañanas defendiendo a Esperanza Aguirre, considerada en el PP como uno de sus miembros más críticos, y dando caña a Gallardón, y luego cobraba del partido. Eso es lo que se llama poner una vela a Dios y otra al…

¿Viene una tercera recesión?

15 de octubre de 2014

A mi, como espero que a la mayoría de ustedes, la fuerte caída de bolsa me ha cogido por sorpresa. No me la esperaba, sobre todo teniendo en cuenta que llevábamos una corrección próxima al 12 por ciento. Es cierto que en los niveles que estaba era difiícil que la bolsa subiera más. elEconomista ha sido prácticamente el único diario que advirtió de que la bolsa estaba sobrevalorada. Pero también es cierto que este no es el motivo de la caída. El problema está, como siempre, en los alemanes, que tienen la cabeza más dura que una piedra y no están dispuestos a que Mario Draghi emprenda un programa de compra de deuda pública y otros activos como ha hecho Estados Unidos. En estos momentos hay que tener nervios de acero. Los mercados con frecuencia exageran los movimientos al alza y a la baja, y el que sale corriendo se queda luego con cara de idiota. No existen aún indicios contundentes para aventurar una tercera recesión y Draghi, tarde o temprano, tendrá que hacer lo mismo que EEUU. En ese momento, todo volverá a tirar para arriba. La economía española se frenará, eso sí, porque no es inmune a la influencia externa, pero es muy improbable que caiga en una tercera recesión o viva una crisis similar a la pasada. La pena es que Montoro no haya aprovechado estos años de dificultades para meter a fondo la tijera en la administración, porque ahora seríamos los reyes del mambo. Sólo el sector privado ha hecho los deberes. Por eso, la economía española sigue siendo muy vulnerable al movimiento de los tipos de interés en el exterior.

La Cataluña postconsulta

14 de octubre de 2014

La ruptura del bloque independentista catalán debería ser una buena noticia para la mayoría de los españoles. Pero de ahí a dar por concluido el desafío catalán aún resta mucho. La pregunta es ¿y ahora qué? La hoja de ruta del Gobierno es hacer cumplir la Ley al no permitir la consulta y después ofrecer a Mas la negociación de varias de las propuestas que le dejó el presidente de la Generalitat durante su última visita a Moncloa. Si Mas acepta negociar y consigue mayor autonomía fiscal o mayores competencias en asuntos educativos o jurídicos podría intentar salvar su pellejo ante el electorado y evitar la destrucción de CiU. Con el tiempo, se trataría de  volver a encauzar los ánimos. El problema es que la gran mayoría de los catalanes apoyan la consulta. El pacto con el Gobierno debería incluir un marco para el desarrollo de ésta, con una pregunta que no comprometa el futuro de la unidad nacional. En Quebec ya ocurrió algo similar, donde el Gobierno de Canadá pactó celebrar el referéndum, pero la victoria implicaba que más del 70 por ciento del electorado dijera que sí y no se daban garantías sobre el futuro de un país independiente. Obviamente, la mayoría votó en contra. Sin acuerdo, Mas en cualquier momento podría verse tentado de convocar una elecciones, en las que el bloque nacionalista arrase y complique el futuro.

Los culpables de Caja Madrid

6 de octubre de 2014

Me produce risa que la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, diga que los culpables de las tarjetas opacas son los que ordenaron emitirlas, es decir, Miguel Blesa y Rodrigo Rato. Se da la circunstancia de que buena parte de los clientes privilegiados de estas tarjetas eran recomendados de Aguirre, que colocaba en la entidad financiera como altos cargos. Estos privilegiados no pueden alegar desconocimiento porque cualquiera sabe que si compra algo tiene que pagar impuestos por ello. Será porque Aguirre se llevaba mal con Blesa y no logró colocar a su candidato en lugar de Rato. Uno de los casos más sonados era que el ex director de comunicación con Blesa, Juan Astorqui, siguiera ejerciendo como consultor de grandes empresas en Burson-Marsteller. elEconomista denunció repetidamente la situación irregular y lo único que logramos es que la presidenta de Burson nos llamara para reprendernos por criticar a Astorqui, al que ella calificaba de gran profesional. El tiempo pone a cada uno en su sitio y Astorqui está ahora donde se merece, en la calle, aunque probablemente ya no devuelva el dinero que sustrajo al Fisco y a todos los españoles, porque gran parte de la fechoría está ya caducada.

La decepción de Draghi

2 de octubre de 2014

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, debió de tener ayer un día movido. El consejo de la institución que preside aprobó por unanimidad la inyección monetaria de hasta un billón de euros, pero dejó un mar de incertidumbres, ya que no se sabe en qué plazos se realizarán las compras ni qué cuantía de cada tipo de activos se adquirirán. Es decir, si se comprarán más células hipotecarias o bonos senior. En definitiva, el error fue generar unas expectativas que no cumplió en absoluto. La incertidumbre es el peor caldo de cultivo para los mercados. Pero aún hay más. Su discurso giró más sobre las reformas que necesitan acometer los países miembros del euro, que sobre los estímulos. Una vez más se vio que la sombra de Alemania es alargada y que Merkel manda mucho. Parece que existe un frenazo en la estrategia, una pausa para ver qué hacer y si premiar a los países reformistas como España o a los no reformistas como Francia o Italia.

Las golferías de Blesa

2 de octubre de 2014

Me satisface que toda la prensa divulgue hoy las golferías del ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, y su equipo con el uso de tarjetas de “dinero negro”. Pero hay que recordar que cuando estaba en el poder y cometía estas mismas fechorías y aún peores, sólo elEconomista denunció las irregularidades. Algunos nos insultaron por ello, como ocurre en otros asuntos destapados por nuestro periódico como el sobrecoste del almacén del gas Castor o los ERE de Coca Cola. El resto de los medios sólo entran a hacer leña, cuando el árbol está caído. La independencia informativa es la mayor garantía de nuestra credibilidad. Gracias por seguirnos.