Archivo de junio, 2014

Coca Cola juega la baza política

26 de junio de 2014

La embotelladora de Coca Cola fichó ayer a Manuel Pimentel como asesor laboral en sustitución del despacho Sagardoy, tras fracasar su estrategia para que Empleo acepte el ERE. Sagardoy seguirá aún por un tiempo al servicio de la embotelladora, pero en un segundo plano. Una manera fina de despedirlo. Sorprende que el nuevo asesor sea una persona con un importante currículo político como ex ministro de Trabajo y Seguridad Social. La embotelladora sigue empeñada en recurrir a las relaciones políticas para torcer el punto de vista del legislador.Sólo cabe esperar que el Ministerio de Fátima Báñez esté a la altura y demuestre, una vez más, que la Ley se aplica sin contemplaciones.

Váyase, señor Méndez

25 de junio de 2014

UGT de Andalucía pagaba sus gastos generales con los fondos de formación. Un nuevo escándalo que se suma a los regalos que hacía a los asistentes a sus congresos o a la trama de facturas falsas que creó para justificar la recepción de ayudas. En esta situación, me resulta curioso dos cosas: la primera, que nadie ni en la Junta de Andalucía ni el Ministerio de Empleo se le haya ocurrido a estas alturas cortar las ayudas que percibe este sindicato. El motivo es porque UGT pertenece a la Comisión Tripartita encargada del reparto de las ayudas del Forcem y, naturalmente, se niega a cerrar el grifo a su propia financiación. Lo peor es que patronal y Gobierno lo toleren. Con ello se convierten en sus cómplices. El segundo asunto que me tiene asombrado, es que su secretario general, Cándido Méndez, se resista a abandonar el sillón después de veinte años. Es incomprensible que alegue que la federación andaluza gozaba de autonomía para intentar quitarse las culpas. Como máximo dirigente de UGT es el responsable ante la opinión pública de sus actos y, por el bien del sindicato debería anbandonar cuanto antes. Si no es así, su salida, que se producirá tarde o temprano, será el precedente de una gran crisis que puede provocar la descomposición del sindicato, igual que ocurre ahora con el PSOE. Zapatero también negó una y otra vez la crisis económica y los problemas de España. Su empecinamiento puede acabar con el socialismo español. El de Méndez es la puntilla para un sindicato centenario. Una pena, que no haya ni una voz discordante en el sindicato.

¿Montoro es socialdemócrata?

20 de junio de 2014

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, lo tiene claro: las rentas altas y las grandes empresas son las que deben soportar el peso de la crisis. Por si quedaban dudas, así lo manifestó tras el consejo de ministros. Su tesis es que las grandes sociedades pagan, en realidad, alrededor del 9 por ciento y por tanto aún queda margen para que abonen mayores impuestos. Algo parecido sería extensible para sus directivos, que tendrán una mayor presióm fiscal después de la crisis que antes de ella, según la reforma fiscal. Una política socialdemócrata, pese a que supuestamente es un ministro de un gobierno de derechas. ¿Por qué esta obsesión contra las rentas altas? No es por la procedencia humilde del ministro, como algunos señalan. La cuestión es otra: sólo 30.000 personas sobre los más de 19 millones de contribuyentes declaran ingresos superiores a los 150.000 euros. Es evidente que los votos no están en estas 30.000 personas, sino en el resto del electorado. Por ello, durante la rueda de prensa llegó a presumir de gravar a los ricos para repartir entre los pobres. El nuevo espíritu Robin Hood del ministro de Hacienda.

Ordóñez fue el culpable

17 de junio de 2014

La gran banca salió ayer en defensa de la labor de supervisión del Banco de España. No hay que confundir, sin embargo, el ejercicio disciplinado y responsable de los inspectores de la institución con la labor de la dirección. El presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, culpó al ex gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, de la crisis financiera que sufrió España por no meter en vereda a las cajas. Los banqueros son siempre hombres discretos, que no les gusta cargar las culpas contra nadie. Para eso estamos los periodistas. Los banqueros no llevan razón. Ordóñez defendió una y otra vez que la crisis era pasajera, no se atrevió a exigir provisiones a las cajas, pese a que la inspección de la entidad emitía informes demoledores contra ellas. El director general de supervisión, Jerónimo Martínez Tello, obvió los informes de la inspección por presiones políticas. Los todopoderosos presidentes autonómicos se negaban a reconocer los agujeros de las respectivas entidades, con lo que permitieron que la bola de deuda y mora fuera engordando durante meses. Al final, ocurrió lo que ocurrió, preferentistas arruinados, cajas en quiebra y España al borde del abismo. Ahora falta un juez que exija responsabilidades a Ordóñez por el desastre que provocó. Pero en lugar de eso, El Pais, su periódico de cabecera para el que llegó a trabajar durante años, sugería esta semana que probablemente acabe de consejero de un gran banco. Siento vergüenza ajena.

Los mercados aguantan el tipo…de momento

16 de junio de 2014

Los mercados aguantan bien tanto el corte de gas a Ucrania como el creciente movimiento islamista en Irak. En el tema ucraniano, la lectura es que Rusia mantendrá el suministro a los países pagadores, como es el caso de Alemania, mientras que Ucrania era un moroso, que tenía un situación especial por su anterior relación de amistad con el Kremlin. En cuanto a Irak, aunque es preocupante el avance de los extremistas de la Yihad, la mayoría de los pozos están en el sur del país, donde éstos no han llegado aún. Estas dos circunstancias permitieron aguantar el tipo. Pero a última hora surgió el problema argentino, que deberá pagar 1.300 millones a Estados Unidos, según su Tribunal Supremo. Una suma que podría llevar al país a la suspensión de pagos y que sí afectaría seriamente a las cotizaciones bursátiles españolas. La tranquilidad de estas semanas parece que puede llegar a su fin.

La reforma fiscal, pendiente de la Coronación

11 de junio de 2014

Por mucho que se empeñen algunos pequeños partidos en dar la apariencia de que España es un país republicano, las cifras cantas. La abdicación de Don Juan Carlos no sólo ha hecho crecer la aceptación de la monarquía, sino que la gran mayoría del Congreso dio ayer su aprobación. Quienes creen que el futuro líder socialista podría ser republicano se equivoca, porque nadie elige un líder para perder unas elecciones. El relevo en la Corona servirá para dar estabilidad a España, en medio de tanto ruido político. El Gobierno está esperando a la Coronación del próximo día 18 para acometer la reforma fiscal, que traerá la primera gran rebaja de impuestos de esta legislatura, según Montoro. Si esto es así, tenemos doble motivo para celebrarlo.

El plan de Draghi no impulsará mucho el crédito

5 de junio de 2014

El presidente del BCE, Mario Draghi, desveló ayer, por fin, su plan de medidas no convencionales, sin grandes sorpresas para los mercados, que reaccionaron de forma moderadamente positiva. Hay más de medio billón de euros que se inyectará en la economía europea para intentar impulsar su actividad y evitar la temida deflación. Unos 400.000 millones se destinarán a fortalecer los balances de la banca, que tendrá hasta cuatro años más para devolverlos si los presta a las pymes. Pero ¿qué ocurre si no los presta? Básicamente, que la devolución se adelanta un año. En mi opinión, el riesgo de prestar en estos momentos a las pymes no compensa la penalización. El dinero seguirá llegando con cuentagotas a la economía real, en resumidas cuentas. La banca utilizará este manantial de dinero llovido del cielo para fortalecer su balance ante los test de estrés que vienen. Por supuesto, que una banca más sana estará en condiciones de prestar más que una con problemas. Draghi sigue atacando el problema de fondo, la debilidad de la banca, sabedor de que aún no está en condiciones de tomar demasiados riesgos. Luego hay otros 165.000 millones comprados en bonos que no se esterilizarán, es decir que se dejan en la economía para no frenarla. Creo que es un buen plan, pero insuficiente para relanzar el crédito. Por eso, quizá, ha dicho que habrá una segunda parte.

Rajoy hizo bien con Pemex

4 de junio de 2014

Si entra las meteduras de pata de Zapatero está dejar caer Endesa en manos de los italianos de Enel, uno de los éxitos de Rajoy es no ceder ante las presiones de Pemex para llevarse un trozo de Repsol. En los círculos de izquierdas como el del tristemente famosos Pablo Iglesias, se ataca a las grandes empresas, como si sus directivos fueran los de la cueva de Alibabá. Pero estas grandes empresas son las que marcan la riqueza de un país, ya que hacen de efecto tractor sobre cientos o miles de pequeñas sociedades. Por eso, la mayoría de los Estados intentan proteger esta riqueza. España tuvo la suerte de adelantarse con la privatización de grandes monopolios, que han fructificado en multinacionales de primera línea como Telefónica, Endesa o Repsol. No se trata de adoptar medidas proteccionistas sobre ellas, pero sí de frenar las insidias de terceros para trocearse o arrebatar su control. Pemex es la empresa mexicana por excelencia, pero su eficiencia deja mucho que desear. Quedarse con el área de exploración de Repsol le hubiera permitido dar un paso de gigante para modernizar su estructura y poner al día su tecnología. Eso Rajoy lo sabía y prefirió que fueran los mexicanos, quienes se hicieran un hueco en el consejo de la petrolera en buena lid, sin ayuda oficial. Como no lo consiguieron optaron por marcharse, con unas plusvalías próximas a los 700 millones. Tampoco es que me den pena.

Rajoy rectifica algunos errorres

3 de junio de 2014

Si Rajoy hubiera podido elegir la fecha de los comicios europeos, problablemente los habría trasladado a una fecha poterior al 3 de junio, fecha en la que se publicó el paro de mayo. Se trata del primer dato realmente positivo en todos los sentidos sobre el desempleo, que apunta a una tendencia consistente a la baja. No sólo se crea empleo en todos los sectores, sino que la Seguridad Social registra también la mayor subida de la serie histórica con excepción de 2005, el año en que el Gobierno Zapatero decidió abrir la puerta de par en par a los inmigrantes ilegales. El Gobierno jugó inocentemente con la recuperación, creyendo que podría ser su gancho electoral. Pero erró, porque el ciudadano no lo percibe aún, y lo castigó quedándose en casa en vez de ir a votar, porque creyó que le mentían de nuevo o que la recuperación sólo la percibían unos pocos, los de siempre, las clases más acomodadas. Si estos datos se consolidan en los próximos meses, Rajoy podrá presumir en el futuro con propiedad de cumplir con sus palabras. El presidente tomó, de todas formas, buena nota. En el foro organizado por The Economist anunció una rebaja “sustancial” tanto de IRPF como del Impuesto de Sociedades en 2015. Bienvenida sea, si es cierta, porque jugar a bajar los impuestos a trocitos puede producir cierto enfado entre los electores, a los que prometió devolver la subida de tributos en esta legislatura. Rajoy empezaría así a cumplir con su palabra.

Un gran Rey

2 de junio de 2014

La abdicación del Rey nos ha cogido por sorpresa a todos. Los comentarios más comunes sobre la causa de su abdicación van desde una grave enfermedad a los escándalos que han perjudicado su imagen en los últimos meses. Sin embargo, creo que es justo reconocer que cuando uno hace balance son inmensamente mayoritarios los aspectos positivos que los negativos. El progreso económico español es debido en gran parte a él, que fue impulsor de los Pactos de la Moncloa después de contribuir a la instauración definitiva de la democracia. El Rey es y ha sido el gran embajador de España en el extranjero, como se demostró en los últimos meses, con sus viajes a los países árabes. Su decisión de irse ahora, con tiempo para guíar a su hijo el Príncipe Felipe, es una muestra más de sensatez y que contribuirá a la estabilidad del país. La renovación en estos momentos convulsos tanto desde el punto de vista político como económico marca el camino a los que deberían hacer otros políticos.