Archivo de mayo, 2014

Banqueros fuera de la ley

29 de mayo de 2014

La cúpula de Caixa Penedés se apresuró ayer a devolver las indemnizaciones próximas a los 30 millones de euros, que habían cobrado después de hundir la antigua caja catalana, para evitar ir a prisión. Los mismos banqueros que ayer estaban dispuestos a devolver las indemnizaciones excesivas cobradas en los últimos años, las habían justificado unos días antes porque estaban en sus contratos. El problema que muchos de estos contratos se hicieron sin la aprobación del consejo o hurtando su exorbitada cuantía al resto de órganos de gestión de las cajas. ¿Cuánto dinero podrá recuperar Montoro por la devolución de estas pensiones? La cifra se acerca al centenar de millones. Lo triste es que sean de nuevo los jueces y el Gobierno sea incapaz de crear una norma que obligue a restituir el dinero público que no esté justificado suficientemente. ¡Y luego los políticos se rasgan las vestiduras porque casi pierden las elecciones!

Varapalo a los políticos

26 de mayo de 2014

Si hay un denominador común en las elecciones europeas celebradas ayer es un potente voto de castigo a los políticos tradicionales, como lo demuestra el triunfo de Le Pen en Francia o de Grillo en Italia o el mismo Pablo Iglesias en nuestro país. Los ciudadanos han alzado la voz contra los recortes incómodos, por supuesto, pero también contra el orden establecido, porque la crisis ha sacado a la luz muchos de los privilegios que disfrutaban alternativamente las grandes fuerzas políticas. El asunto más preocupante es el griego, donde la izquierda de Siriza barre al partido del Gobierno. ¿Qué pasaría si mañana hubiera comicios? Mejor no imaginarlo En nuestro país, Rajoy ha obtenido un resultado modesto. Sufre un fuerte castigo electoral por las reformas, pero mantiene la mayoría por la mínima. Es lo que pasa cuando las cosas se hacen a medias. Los antireformas están disgustados y los pro reformas económicas, también. Prefiero no pensar qué pasaría con este resultado en unas generales, porque queda aún mucha tela por cortar. Si la economía se recupera de aquí a entonces, lo lógico es que tenga más votos que en esta cita electoral. En resumen, Mariano Rajoy saca un suficiente o un necesita mejorar. Espero que tome nota. Mientras que Europa logra un suspenso, en general. Los políticos necesitan reinventarse si quieren mantener su trabajo, no sólo los ciudadanos.

El desastre de Realia

20 de mayo de 2014

El Gobierno sigue empeñado en vendernos humo: la economía ha comenzado a mejorar, pero de manera tan lenta que muchas empresas no podrán salvarse de la quema. El último caso es el de Realia. Después de anunciar a bombo y platillo por parte de su gestores que se vendería antes de finales de año a alguno de los fondos extranjeros, ayer anunció su decisión de desprenderse de la gallina de los huevos de oro, la SIC de París, que le aporta casi la mitad de sus ingresos. Sus dos socios, FCC y Bankia, han optado por vender lo que se puede, por aquello que hay demanda, para tapar la sangría de pérdidas. El problema es que el resto está tocado y no es interesante para nadie. La empresa quiere utilizar una parte del dinero obtenido por la venta para comprar activos y rehacerse de las pérdidas. Un experimento peligroso, dada la pobre gestión de su presidente, el ex ministro Ignacio Bayón al frente de la empresa. Una prueba más de lo desastroso que resulta poner a un político a gestionar una sociedad. Si hasta la joya de la corona se vende con pérdidas de 82 millones, imagínense lo demás. La venta de viviendas se ha comenzado a reactivar, pero a un ritmo insuficiente para salvar de la quema a la mayoría de las empresas del sector que siguen tocadas y camina inexorablemente hacia el precipicio.

Un presidente sin honor

15 de mayo de 2014

Todos conocemos y respetamos el principio de inocencia y, por tanto, sería precipitado solicitar la dimisión del presidente de Unicaja, Braulio Medel, sólo por la imputación en el caso de los ERE. La administración de las entidades públicas está regida, además, por el principio de rectitud y de honorabilidad de sus miembros. Todos conocemos casos de alcaldes o presidentes de instituciones que abandonan sus cargos antes de ser condenados porque el conocimiento de sus actuaciones pone en tela de juicio su honor y buen hacer. Este aspecto es especialmente relevante cuando se trata de una institución pública, ya que en las privadas son sus accionistas o sus dueños, quienes tienen la última palabra. Gestionar dinero público, es decir, fruto del esfuerzo de todos requiere un componente de rectitud mayor que cuando se gestiona el patrimonio propio. Unicaja acaba, además, de recibir ayudas pública para la absorción de las antiguas Caja España y Caja Duero. Creo que en un caso así, el honor y el prestigio de Braulio Medel están seriamente tocados, y aunque sólo corresponde a él decidir si sigue o no al frente de la entidad, probablemente para él sea mejor marcharse con la cabeza bien alta, que aguantar un juicio sumarísimo por parte de la opinión pública, que acabe afectando a la credibilidad de la caja que preside.

El precio de oro del AVE

12 de mayo de 2014

Los informaciones del AVE a Barcelona ponen de manifiesto una práctica generalizada en el mundo de la construcción en los últimos años, que es necesario erradicar de manera tajante. El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, salió el lunes al paso de las acusaciones de Fomento, que le sancionó con 34 millones por no terminar a tiempo las obras de uno de los tramos del AVE a Barcelona. Villar Mir desveló que un tramo valorado en 107 millones acabó costando 214, es decir justo el doble. Pero eso no es lo peor, es que el coste en total superó los 300 millones. ¿Cómo es posible tal desaguidado? El kilómetro de carratera español es seis veces más caro que el alemán, pese a que la orografía en este país es mucho más complicada, me pregunto cuánto más caro es el kilómetro de AVE. Fomento tiene que acabar con los modificados, como hizo el Canal de Panamá. El dinero no puede seguir despilfarrándose.

Draghi no comprará deuda soberana

8 de mayo de 2014

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, se ha convertido en una especie de mago Merlín, cuyas palabras mágicas cambian el signo de los mercados. La sóla confirmación de que está dispuesto a aplicar medidas no convencionales en junio, modificó ayer el rumbo de los mercados de valores y rebajó la cotización del euro frente a otras divisas, para alivio de las empresas europeas. Ahora queda por ver cual es el siguiente paso, en qué consiste eso de “medidas no convencionales”. La mayoría de los expertos se inclina porque comprará deuda privada en el mercado para abaratar los costes de financiación de las empresas o gravará los depósitos de los bancos en el BCE para impulsar el crédito, en lugar de adquirir deuda soberana. Hay que leer entre líneas, como se suele decir. Draghi descartó ayer la deflación y aludió sólo a un periodo de baja inflación seguido de un repunte de los precios. Vamos que descarta una deflación a la japonesa y, por tanto, no creo que tome medidas drásticas no convencionales.

Un buen dato pasajero de paro

6 de mayo de 2014

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, está encantada con los datos de desempleo publicados ayer, porque con casi 134.000 empleos, se bate la cifra de creación de puestos de trabajo en casi una década. El dato endulza la EPA del primer trimestre, que se salda con un mínimo descenso del desempleo y gracias a la bajada de la población activa. El momento en que se produce, en vísperas electorales es otro motivo, seguramente, de alegría para el Gobierno. Las cosas van mejor, no cabe duda. Pero es muy pronto para lanzar las campanas al vuelo, ya que como el miércoles publica elEconomista, la mitad del descenso del paro es en el sector de la hostelería, que en abril vivió una Semana Santa excepcional, que ligó, además, con el puente mayo. ¿Aguantarán los empresarios del sector el empleo hasta el verano o una buen parte de este empleo volverá a las filas del paro en mayo? Es preocupante, además, que sendos informes publicados en los últimos días por Bruselas o la OCDE coincidan en destacar que se producirá un crecimiento sin empleo, o al menos, sin empleo suficiente para revertir esas dramáticas cifras de parados.