Archivo de julio, 2011

¡Otra vez el gobernador!

27 de julio de 2011

Ahora que todos los medios nos hemos sumado a criticar la nula gestión de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), cabría preguntarse si su desastrosa gestión no la conocía el supervisor financiero, es decir, el Banco de España desde hace años. Es obvio que la respuesta es afirmativa. Entonces, la siguiente cuestión es porqué no intervino antes. Es obvio que no existe una respuesta coherente, sino es por motivos políticos. No convenía en ese momento y ahora sí. Bien, eso me importaría un bledo, sino es porque en el camino nos vamos a dejar 2.800 millones para inyectar en la caja y 3.000 millones para darle liquidez. Es decir, que después de los 6.000 millones que nos costó CCM, empleamos otros 5.800 millones en la CAM. Y todo por la mala gestión del Banco de España y de su gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien para más Inri intenta labrarse una imagen como el gran inquisidor de Zapatero.

Más desconfianza

25 de julio de 2011

Elena Salgado se las debía de prometer muy felices. En vísperas de la aprobación de la regla de gasto para las comunidades autónomas ha comenzado a flirtar a algunos medios lo importante y capaz que es ella, que va a meter en cintura a las comunidades autónomas (a buenas horas, mangas verdes, lleva cuatro años perdiendo el tiempo y se atreve cuando son casi todas del PP). El mercado ha hecho caso omiso, como ocurre con todos los fuegos de artificio de este des-Gobierno. La bolsa de Madrid ha perdido casi el 2 por ciento, mientras la alemana ha mejorado. La desconfianza en los países periféricos sigue indemne, porque los mercados se han dado cuenta de tres cosas: que la quita aprobada para Grecia, el 20 por ciento, es muy pequeña, que Portugal e Irlanda tendrán que pedir lo mismo, y que el dinero del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera es insuficiente para afrontar todos estos problemas. Un pequeños detalle que Merkel y Sarkozy pasaron por alto en su última cumbre. ¿Y qué hay de la medida de Salgado? Apenas importa.

políticos

25 de julio de 2011

Que el Banco de España hace tiempo que debería haber intervenido la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), lo sabemos casi todo el mundo. Pero que cuando Rubalcaba fue nombrado sucesor de Zapatero comenzó a circular una información, según la cual el candidato se guardaba dos bazas en su cartera, la imposición de una dura disciplina fiscal a las autonomías y la intervención de alguna caja de las del PP, lo conocen pocos. Pues bien, la profecía se ha cumplido, con lo que empiezo a pensar que cualquier día sale Blanco dando caña al PP porque el Banco de España tuvo que intervenir una de las cajas gestionadas por la oposición y eso que presumen de buenos gestores.

El plan para Grecia

21 de julio de 2011

Los líderes de la Unión Europea concretaron ayer algunos puntos que oscurecían el rescate griego, concretamente la participación de la banca que asumirá unos 50.000 millones, es decir casi la mitad del paquete extraordinario de 109.000 millones que se dará a Grecia. A la par se alarga el período de vencimento de la deuda desde 7 a entre 15 y 30 años y se rebaja el tipo de interés al 3,5 por ciento. Cualquier empresa española firmaría ahora mismo las nuevas condiciones. La clave está ahora en que las agencia de ‘rating’ no consideren la medida como un impago, como ocurrió la última vez. Y que Portugal e Irlanda no pidan las mismas condiciones para afrontar el pago de sus deudas, porque ello requiriría ampliar de nuevo el fondo de rescate. Merkel surge de nuevo como la gran ganadora, ya que ha logrado convencer tanto a Sarkozy como a Trichet de su plan. Bueno convencer o…lo que sea, porque parece que la cena en la que se forjó el acuerdo fue tensa.

Decepción

21 de julio de 2011

Después de leer el acuerdo difundiod ayer en inglés por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea sobre los rescates financieros mi primera impresión es de decepción. En primer lugar, porque pese a que yo mismo había escrito en este blog que nadie esperara un acuerdo completo, el texto se queda más corto de lo que se esperaba. Tras una introducción en la que se pone claramente la dirección hacia la unión económica, se abren nuevos instrumentos para calmar los mercados como la posibilidad de dar ayudas a los Estados para que recapitalicen sus bancos (en una clara referencia a Italia y a España) o la intervención del Banco Central Europeo en los mercados de deuda. En cuanto a Grecia, se deja claro que su deuda tendrá que sufrir una quita en la que participen los bancos, pero no se concreta de cuánto, al igual que se deja sin concreción la cuantía en la que se debería ampliar el fondo de rescate europeo para socorrer a los países. Una tentativa de compromiso como éste ya fracasó la última vez, porque las agencias de calificación consideraron que conducía al impago de Grecia, y representaba un duro golpe para los ratings bancarios. Hay, sin embargo, un aspecto positivo que es el que valoraron ayer los mercados. Por primera vez, Merkel, Sarkozy y Trichet hablan con una sóla voz y acaban con la impresión de que Europa está dividida.

Merkel siempre gana

19 de julio de 2011

La canciller alemana, Ángel Merkel, lo dejó claro, que nadie espere una fórmula magistral para resolver la crisis de la deuda. Los representantes europeos están trabajando en varias fórmulas, entre las que se encontraría un nuevo impuesto a la banca, para rescatar a Grecia. El problema es que las agencias de calificación declaren que las medidas no implican el impago de Grecia, porque ello tendría graves repercusiones sobre el rating de los bancos y generaría un caos financiero en la Eurozona. Los jefes de Estado de los diecisiete darán el visto bueno a estas iniciativas el jueves y aprobarían el desembolso de un nuevo tramo de ayudas al país. Ello provocaría que en los días posteriores se concrete la letra pequeña. Esto es todo. Nada de eurobonos, ni de que Europa vaya a salir al rescate de Grecia. Merkel ha ganado. Los bancos tendrán que asumir una quita sobre la deuda griega que tienen en sus carteras, al igual que ocurrirá posteriormente con Portugal o Irlanda. En este contexto, la crisis de la deuda lleva camino de convertirse en un culebrón mucho peor que los de las series latinoamericanas, que puede seguir dándonos sustos en el futuro. El primero puede ser este jueves, cuando el Tesoro español tengra que colocar 4.000 millones en bonos a diez y quince años a un precio desorbitado, que nos costará pagar a más del 6 por ciento.

Rubalcaba se modera

16 de julio de 2011

No sé si será por iniciativa propia o por consejo ajeno, pero el discurso de Rubalcaba gira al centro. El impuesto a la banca ya sólo se aplicará cuando vuelva a dar crédito y los constructores no son demonios con orejas y rabo, sino una industria necesaria para la recuperación de la economía, ya que -Rubalcaba dixit- “no se puede pasar del ladrillo al chip”. Esto me suena de otra manera, si hubieran reconocido antes sus errores otro gallo nos cantaría. No queremos más iluminados, con políticos normales que digan cosas corrientes nos basta. !Como Rajoy no despabile, este se lo come!

Aprobado raspado

15 de julio de 2011

España logra pasar los test de estrés. Ya sé que la prensa anglosajona dirá lo contrario, que cinco entidades españolas, cuatro cajas y un banco están suspensos, pero no lo crean, no es así. Estas entidades no superan el escenario más complicado, pero no necesitan recapitalizarse. Lo cierto es que el resultado me ha sorprendido, aunque en el caso de las cajas tiene truco. En el capital se incluyen las inyecciones realizadas por el Frob, es decir, por el Banco de España. En efecto, es capital, pero lo tienen que devolver al 8%, por lo que tendrán que sufrir en el camino. La impresión reinante es que la European Bank Authority (EBA, en adelante) tenía que buscar un país como testigo de cargo y ese es España, ya que cinco de las ocho entidades suspensas, según la EBA, son españolas. Flaco favor se hace asímisma exigiéndonos unos test más duros que al resto y calificando de suspenso lo que no lo es, ya que los ataques a España son sistémicos y se volverán contra el resto de Europa. Se da la circunstancia de que la EBA está integrada por los mismos miembros que la anterior agencia que aplicó unos test desvirtuados, como denunció elEconomista. ¡De pena!

¿Quieren saber lo que nos espera?

14 de julio de 2011

La falta de acuerdo entre los bancos alemanes y franceses sobre el rescate de Grecia lleva varios días tensionando los mercados financieros. Merkel se empeña en que haya un descuento para los tenedores de la deuda griega, pero el problema es que tal recorte podría desplomar la mitad de las entidades europeas, al aplicarles los mismos parámetros que a Grecia. La situación está en un atolladero. Con quita, habrá hecatombe bancaria: y sin ella, Grecia jamás podrá pagar. En estas circunstancias, las posiblidades de que nos tengan que rescatar crecen. Sobre todo teniendo en cuenta, que esta semana el precio del bono a diez años superó el seis por ciento, una línea invisible que quien la ha traspasado en los últimos años acabó intervenido. El único remedio es acometer reformas, pero como el Gobierno no tiene ya tiempo para cometerlas por su impacto electoral, en elEconomista hemos repasado las medidas que han tenido que tomar países como Grecia y Portugal y que nosotros tendrémos que asumir tarde o temprano. ¿Se imaginan el resultado? Pues la primera es la subida del IVA a entre el 21 y el 23 por ciento. Adelanten sus compras de automóvil o casa. La segunda es una rebaja en las indemnizaciones por despido. También una congelación de las pensiones y mayores impuestos. En fin, un panorama para salir corriendo. Esta es la herencia de Zapatero. No se pierdan nuestro diario de este viernes.

A 50 puntos del límite…

12 de julio de 2011

Desafortunadamente tenemos un Gobierno que está en la inopia, ni se entera. Salgado repite una y otra vez en privado que aquí no pasa nada, que España va a cumplir con su objetivo de déficit y no hay que tomar medidas. Pero como la mujer del César, además de ser honrado, es necesario parecerlo. Los mercados consideran que estamos quebrados, nuestra deuda privada, con 4 billones de euros, es impagable y encima tenemos que refinanciarla fuera porque no generamos el ahorro suficiente. Estos datos, que están en la mesa de cualquier analista, son una falsedad para nuestra ministra de Economía. Aún peor, para el Eurogrupo entero, que ayer se reunió sin dar una salida a los problemas financieros. Lo publicamos hoy en elEconomista, la única medida que acogerían bien los inversores es un adelanto de las elecciones, porque este Gobierno es ya incapaz de tomar medidas antes de los comicios. Por eso es una locura que Zapatero se empeñe en aguantar hasta marzo. La caída de España es como la de Lehman, su efecto será demoledor para el planeta entero. Los analistas financieros fijan ese riesgo de intervención a partir de los cuatrocientos puntos de prima con Alemania, es decir, que en estos momentos estamos a sólo cincuenta puntos del límite. Si a esto se suma la situación italiana, la situación se vuelve incendiaria. Y los responsables políticos, fumándose un puro….