Londres, un poco de todo

Publicado por en Restaurantes.

Me encanta Londres. Llevo años diciendo que quiero ir a vivir allí y aquí sigo… Por lo menos me escapo cada vez que puedo. Londres da para mucho así que hoy os cuento mis últimas experiencias gastronómicas.

Empiezo por todo lo alto. The Grill at The Dorchester, el restaurante más elegante que conozco. Esta decorado con tartanes rojos y presidido por un ramo de rosas rojas inmenso. El servicio perfecto, todo muy british, igual que la comida. Aunque fui un lunes, no pude resistirme y pedí el clásico Sunday Roast: roast beef, verdura, patatas y un espectacular Yorkshire Pudding.

Probablemente no tiene mucho sentido viajar desde España para comer en un restaurante español en Londres, pero no quiero dejar de hablaros de Ibérica, uno de los mejores españoles fuera de nuestras fronteras. Tienen dos restaurantes, uno cerca de Oxford Circus y otro en la City. Decorados por Lázaro Rosa, no caen en el typical Spanish, pero si hacen muchos guiños al diseño clásico español. La comida también. Por supuesto, tiene nuestros platos tradicionales pero todo bajo la lupa de su asesor creativo, Nacho Manzano (cocinero asturiano con dos soles Repsol y dos estrellas Michelin en Casa Marcial).

Otro restaurante que me gustó mucho es Tom’s Kitchen, el gastrobar de Tom Aikens, uno de los grandes cocineros de Londres. Está abierto ininterrumpidamente desde el desayuno hasta la cena y hay brunch los fines de semana. Decorado con mucha gracia, buen ambiente y una camarera argentina encantadora, se comen cosas sencillas. Buenísima la pechuga de pollo empanada macerada en pesto.

Londres tiene muchos restaurantes de comida asiática. Uno de los que más me ha sorprendido, probablemente porque en Madrid no he estado en restaurantes indios buenos, es Amaya, muy cerca de Hyde Park, en Knightsbridge. Todo decorado en rojos y negros, es más agradable para cenar que a mediodía.

Termino con un plan muy divertido para los sábados. El otro día una amiga me llevó a Broadway Market. Está en la zona este de Londres, la nueva zona de moda en la que, hoy por hoy, te encuentras con poco turista. En una calle llena de restaurantes, pubs, tiendas de ropa, etc., todos los sábados se instala un mercadillo de comidas del mundo, tanto comida preparada como productos frescos, para comer allí o comprar para casa. Hay puestos de quesos, embutidos italianos, crepes, falafels, hamburguesas, fruta y verdura, salchichas alemanas, todo tipo de dulces… Muy cerca hay dos parques muy agradables, London Fields y Haggerston Park. Perfectos para descansar después de la comida…

*Foto tomada de la página web de Broadway Market

 

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.