Banca y finanzas

Condenados a entenderse: se da por hecha la fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank

  • Necesitan las sinergias de la fusión para recuperar la rentabilidad perdida
Montaje con fotos de Dreamstime

Los rumores de fusión entre Deutsche Bank y Commerzbank ganan fuerza. Tal es así que la pregunta ahora mismo no es si se finalmente se producirá esta unión, sino cuándo se hará oficial. Los dos bancos cotizados más grandes de Alemania parecen estar condenados a entenderse para aprovechar las sinergias de esta fusión, recuperar rentabilidad y volver a ocupar los primeros puestos entre los bancos más importantes de Europa.

Según publica hoy Financial Times, la opinión que prevalece entre los expertos del sector financiero en Alemania es que es más que probable que los dos principales bancos del país se fusionen antes o después. La hoja de ruta que ha ganado fuerza y que es respaldada por los grandes inversores en Deutsche Bank, es que el banco primero debe integrar con éxito Postbank y reestructurar su división de banca de inversión con dificultades antes de poder llegar a un acuerdo con Commerzbank.

Se debe producir un proceso de saneamiento para que las sinergias de la fusión sean fuertes y puedan impulsar los resultados de dos bancos que se han quedado algo retrasados respecto al resto del sector en Europa.

Una debacle en bolsa

Ahora mismo, la capitalización bursátil de Deutsche y Commerzbank ha caído por debajo de la de otros bancos europeos que hace pocos años miraban con recelo a los gigantes alemanes. 

"Reunir a dos hombres enfermos no crea uno sano", asegura una persona familiarizada con la corriente de pensamiento principal de los accionistas influyentes de Deutsche Bank.

Hay dos escenarios que podrían acelerar la posible fusión. Una es que Deutsche y sus accionistas vean la dificultad de revertir su compleja situación sin ayuda; el otro es que otro banco extranjero presente una oferta por Commerzbank, obligando al presidente ejecutivo de Deutsche, Christian Sewing, a hacer una contraoferta, según explican desde el Financial Times.

Asumiendo una prima del 35% sobre la capitalización de mercado actual de Commerzbank, Deutsche tendría que pagar 14.000 millones de euros por su rival más pequeño. "Hay diferentes formas de estructurar este acuerdo, pero seguramente no sería en efectivo", explica un banquero de inversiones cuya firma opera desde Frankfurt.

La entrada del fondo de inversión estadounidense Cerberus en Commerzbank y Deutsche Bank a finales de 2017 no hizo sino aumentar los rumores de fusión. Además, Sewing ha contratado a los expertos del fondo como asesores. 

Un banquero relevante que prefiere mantenerse en el anonimato ha asegurado que "la fusión se producirá más temprano que tarde", porque ambos bancos necesitan aprovechar las sinergias de la fusión que mejorar sus números. 

La unión de ambos bancos podría acelerar la destrucción de puestos de trabajo en un sector en el que la tecnología está sustituyendo rápidamente al trabajo humano. Por ahora y sin contar con esta posible fusión, en Deutsche Bank reducirán su plantilla global en 7.000 trabajadores. Commerzbank ya anunció recortes de 9.000 empleos a finales de 2016.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.