Esther Esteban

Colaboradora política de elEconomista


entrevista

Ana Oramas: "Que la legislatura sea larga dependerá del tema catalán"

Comenta

Es la cara y la voz de Coalición Canaria en el Congreso de los Diputados, la encargada de liderar la comisión de investigación sobre las cajas de ahorros y el rescate financiero, y la que velará porque no se puedan repetir los mismos errores en nuestro país. Ana Oramas (Santa Cruz de Tenerife, 1959) es una política de raza, con una amplia experiencia en la cosa pública donde ha sido de todo: desde alcaldesa de la Laguna durante once años a diputada autonómica, o diputada nacional a partir de 2007. Economista de profesión y madre de una hija, es una mujer valiente y luchadora, a la que no es fácil doblarle el pulso con artimañas políticas y menos si hay juego sucio. Tiene fama de ser una trabajadora incansable, de esas que apura todas las horas del día y habitualmente tiene una agenda de vértigo, imposible para el común de los mortales. Es la mayor de diez hermanos y eso imprime carácter. "Dicen que por eso soy tan mandona", comenta con una sonrisa amplia y franca, de las que pocas veces se desprende.

Solo tuerce el gesto cuando le recuerdas los graves insultos que recibió en las redes sociales tras descolocar al líder de Podemos en la moción de censura contra Mariano Rajoy. "A usted no le gustan las mujeres no sumisas", le dijo, tras acusarle de machista y ahí se desencadenó la caja de los truenos. Dice que el tema de Cataluña es un callejón sin salida y que vamos a un choque de trenes donde nadie está libre de culpa. Acusa a Puigdemont de poner al filo de la ley a los funcionarios, apuesta por abrir el melón constitucional aunque se parta de serias discrepancias y cree que la aplicación del 155 sería un grave error. Afirma que Pablo Iglesias crea una crispación insoportable, que su única obsesión es fagocitar al PSOE y llegar al poder como sea, y califica de vendetta la actuación del exministro Soria con Montoro. Lo puede decir más alto, pero no más claro.

entrevista al Coordinador general de Izquierda Unida

Garzón: "Incluso sin Presupuestos, no creo que haya elecciones"

Comenta

En su despacho del Congreso de los Diputados sigue teniendo a la vista, a modo de fetiches, dos de los elementos que se llevó cuando fue elegido diputado por primera vez: una gran bandera republicana que ocupa casi toda una pared y un tablero de ajedrez, que le sirve para desconectar en los días de intensa actividad parlamentaria. "Nos enseñaron a jugar en el instituto y desde entonces no lo he dejado. Me relaja".

Alberto Garzón (Logroño, 1985) se inició en la cosa pública en las juventudes comunistas y sigue pensando que es necesario conservar la tradición comunista y una organización marxista en nuestro país. Tiene un discurso radical, pero tranquilo, de izquierdas, sin concesiones a la galería y solo se muestra claramente contrariado cuando le recuerdas las críticas que han surgido desde dentro de la Organización a su gestión, en el sentido de que está permitiendo que Podemos fagocite a IU. Niega rotundamente ese extremo e insiste que esa afirmación desleal parte de los perdedores de la asamblea, que respiran por la herida. Reconoce, eso sí, las graves dificultades económicas que atraviesa su formación, hasta el punto de que pondrán a la venta su sede de la calle Olimpo, pero se muestra optimista con el pago de la deuda. Dice que solo se fiará de Pedro Sánchez cuando demuestre que cumple lo prometido, que la oposición real de este país es la que ejerce Unidos Podemos y y que la solución en Cataluña pasa por un referéndum pactado. Afirma que Cristóbal Montoro seguirá, a pesar de estar en el ojo del huracán, y que Rajoy pactará el techo de gasto y presupuestos aunque sea, otra vez, a golpe de talón.

Rafael Hernando | Portavoz del Partido Popular en el Congreso

Rafael Hernando: "Si el PSOE se pone los zapatos de Podemos acabará deglutido por ellos"

Comenta

Tiene fama de 'faltón', de ser el látigo de la oposición, porque tiene un verbo fácil que emplea inmisericorde para descalificar a sus adversarios, pero nadie le cuestiona su capacidad de reacción y señalan, como virtud, que siempre da la cara aunque sea para que algunos, en ocasiones, se la partan. Es la voz de los populares en el Congreso, y le tocan las tareas de coordinación del grupo mayoritario del Hemiciclo, por lo que, habitualmente, su despacho -en el número 40 de la carrera de San Jerónimo- es un auténtico hervidero.

Rafael Hernando (Guadalajara, 1961) conserva su aspecto aniñado de cuando era líder de las juventudes del PP, y aunque ha llovido mucho desde entonces, sigue reivindicando lo que de honorable tiene la política. Tal vez por eso no oculta su indignación porque se meta a todos en el PP en el saco de la corrupción. Dice, sin cortarse, que Pedro Sánchez tiene una "empanada mental de considerables dimensiones", que si ocupa los zapatos de Podemos puede acabar fagocitado por la formación morada. Afirma que el concepto de plurinacionalidad es un disparate, que no habrá referéndum en Cataluña, que los funcionarios que participen serán inhabilitados, y que Mariano Rajoy sólo saldrá de La Moncloa si lo dicen las urnas y no por conciliábulos de despacho. Genio y figura.

Secretario general de Podemos en Madrid

Ramón Espinar: "Pedro Sánchez no se ha ganado todavía la confianza de Podemos"

Comenta

La entrevista con Ramón Espinar Merino (Madrid 1986), politólogo, diputado de la Asamblea de Madrid y senador por designación autonómica, está prevista para que coincida en el tiempo con la resaca congresual del PSOE y tras las mociones de censura de su partido a Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes. Aunque inicialmente se iba a celebrar en la "morada" -como él llama a la sede de su partido en Madrid- al final se hace por teléfono y se actualiza ayer mismo para adaptarla a la actualidad.

Tiene un discurso muy bien armado, de activista de izquierdas en estado puro, es de verbo fácil y de reacciones rápidas, con él no hay preguntas sin respuesta, salvo que desconozca el tema y lo reconoce abiertamente, lo cual dice mucho sobre su forma de ser y estar en política. El secretario general de Podemos en Madrid vive en un piso de alquiler situado en la zona de Pacífico, es madridista hasta las cachas, le gusta salir a correr por las mañana antes de empezar a trabajar y es raro no verle con un libro entre las manos. "Ahora estoy con Storytelling de Christian Salmón y Cuentos del Tour de Francia de Sergi López", señala.

Es uno de los rostros más conocidos de Podemos y no sólo por sus apariciones en las tertulias televisivas, sino por su cercanía a Pablo Iglesias, al que ve como presidente del Gobierno y cuyas posiciones defiende sin sombra de discrepancia. Dice que el PSOE no puede desalojar a Rajoy de la Moncloa "ni aritmética, ni política, ni socialmente sin Podemos", y que Sánchez no puede repetir el día de la marmota.

entrevista a la presidenta del psoe

Cristina Narbona: "Es pronto para saber cómo puede evolucionar la relación con Podemos"

Comenta

En su presencia es imposible no recordar que es la segunda mujer presidenta del PSOE en toda la historia del partido, ministra de Medio Ambiente durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero, ecologista de larga trayectoria y una de las artífices del documento 'Por una nueva socialdemocracia', con el que Pedro Sánchez concurrió y ganó las primarias.

Para Cristina Narbona (Madrid, 1951) la lealtad ha tenido premio aunque, según ella misma reconoce, la decisión de dejar su puesto en el Consejo de Seguridad Nuclear no ha sido fácil: "Cuando Pedro me lo propuso dije que no y al final pasé del no es no al sí es sí, porque confío en él y en el proyecto que va a sacar adelante", señala. Es una mujer amable, educada, profundamente de izquierdas y de firmes convicciones, que no necesita alzar la voz para hacerse oír. Tiene un discurso que enlaza con la socialdemocracia clásica en cuanto al fortalecimiento de los valores y cree un error hacer concesiones ideológicas al liberalismo.

Dice que no hay tiempo que perder si su partido quiere recuperar los votos perdidos y ve factible reproducir los Gobiernos de izquierda de ayuntamientos y autonomías para llegar a La Moncloa. La entrevista se celebra entre dos reuniones preparatorias del 39 Congreso que tendrá lugar este fin de semana, y durante la misma no hay preguntas sin respuesta ni tampoco medias palabras. Tiene claro que la reconciliación en el PSOE pasa por una lealtad plena para el secretario general elegido por la militancia, cree que han de cambiarse las reglas para que nunca más haya más avales que votos y que ha pasado el tiempo de las adhesiones inquebrantables. Confía en que a partir del lunes su partido vuelva a ser reconocible, a pesar de los jirones que se ha dejado en el camino.

portavoz del grupo parlamentario socialista

José Luis Ábalos: "La moción de censura no es un escenario que se plantee ahora el PSOE"

Comenta

Se ha convertido, tras las primarias, en uno de los hombres fuertes de su partido, y aunque de forma provisional es la cara y la voz de los socialistas en el Parlamento, tiene todas las papeletas para convertirse en el próximo secretario de Organización, el hombre del aparato en Ferraz de Pedro Sánchez. Tal vez por eso cuando le preguntas si se sentiría cómodo en tal responsabilidad se muestra disciplinado: "Estaré donde Pedro decida", pero reconoce que se ha curtido en tareas orgánicas y, por tanto, no le son ajenas.

A José Luis Ábalos (Torrente, 1959) le han denominado "el Excel del PSOE" por su dominio de las mecánicas del censo y por la forma en que ha manejado tanto los procesos internos de la organización en su territorio como en la secretaría general de la agrupación de Valencia, desde donde consiguió doblarle el pulso a Ximo Puig en las primarias. Mantiene un discurso nítido de izquierdas, sin concesiones a la galería. Califica la nueva etapa del PSOE como el Suresnes del siglo XXI, dice que lo de coser no va con ellos, advierte a los barones que deben evitar la confrontación y les recomienda que observen con atención el mandato de la militancia. Afirma que su adversario es el PP, no Podemos, y califica la moción de censura de Pablo Iglesias de trampantojo.

Entrevista

Clemente González Soler (Grupo Alibérico): "Las políticas de Podemos han fallado en todo el mundo"

Comenta

Cuando a los 17 años pisó Madrid desde Santiago de Compostela para estudiar ingeniería aeronáutica, nada le hacía intuir que, pasados los años, volvería a esta ciudad que tan bien le acogió en su etapa universitaria para convertirse en presidente del primer grupo privado en Europa de capital español del sector del aluminio, formado por 35 empresas y 17 fábricas distribuidas en cuatro continentes.

Diputada socialista y presidenta de la Comisión de Justicia

Margarita Robles: "Sánchez no hará purgas ni cortará cabezas, hará su equipo sin vendettas"

Comenta

Cuando a Margarita Robles (León, 1957) le preguntas si se arrepiente de haber dado el salto de la judicatura a la política, de la mano de Pedro Sánchez, y si durante el mandato de la Gestora socialista ha pensado tirar la toalla, responde rápido con un 'no' rotundo y añade que es apasionante vivir desde la primera línea política en esta etapa de cambios. Es plenamente consciente de que gracias a las primarias ha pasado de estar en el ojo del huracán, por su condición de independiente y sanchista, a figurar en todas las quinielas en el nuevo reparto de cargos en su grupo parlamentario. Y aunque ni tiene, ni tendrá, carnet de partido, no cree que eso sea un hándicap para alcanzar cualquier cota de responsabilidad.

Ha tenido una brillante carrera profesional desde que aprobó las oposiciones, con 23 años, obteniendo el número uno de su promoción y convirtiéndose en la cuarta mujer jueza de España. Más tarde fue la primera que ocupó la Presidencia en una Audiencia Provincial, pasó por el CGPJ y, finalmente, por el Tribunal Supremo. Tuvo un paso fugaz por la política, de apenas dos años, en la legislatura de Felipe González como secretaria de Estado de Interior y ahora, aunque es relativamente nueva en su faceta de diputada, se maneja como pez en el agua en la Carrera de San Jerónimo. Es una mujer menuda, de aspecto frágil pero dura como una roca, de firmes convicciones en defensa de la cosa pública, que se define como socialdemócrata a la vieja usanza.

La entrevista, concertada minutos después de conocerse la victoria de Sánchez, se celebra en varias fases y es actualizada telefónicamente tras las primeras reacciones de los barones. Dice que en el PSOE se acabaron las decisiones "de mesa camilla" de espaldas a la militancia, que la fórmula no es el golpe de Estado y que si Felipe González fue el modelo socialista del siglo XX, Sánchez lo será del siglo XXI. Afirma que el nuevo secretario general no hará purgas ni cortará cabezas, que será generoso, pero debe tener la lealtad de sus competidores.

entrevista al Secretario general del sindicato CCOO

Fernández Toxo: "Los Presupuestos de Rajoy son los de la resignación"

Comenta

La entrevista con el secretario general de CCOO se planteó para hacerla coincidir con el Primero de Mayo y tuvo que ser aplazada por la celebración de varios congresos autonómicos del sindicato, que están tocando a su fin. Para Ignacio Fernández Toxo (Ferrol, 1952) lo prometido es deuda y, haciendo honor a su justa fama de ser un hombre serio y de palabra, finalmente accede a hacerla, aunque sea telefónicamente en el único hueco que tiene esta semana en su saturada agenda. No tiene pelos en la lengua y se muestra como un interlocutor sosegado y didáctico, que pide a los políticos que se dejen de tacticismo barato y empiecen a solucionar los problemas de los ciudadanos. 

Luis Garicano | Coordinador del programa económico de Ciudadanos

Luis Garicano: "El apoyo del PNV a golpe de talonario no es la forma de avanzar"

Comenta

Es la cara y la voz por el mundo de la política económica de Ciudadanos, el gurú de los números y las propuestas que plantea el partido de Albert Rivera en lo que se refiere a las "cosas de comer". Parte de su vida profesional transcurre en un avión y, por eso, entrevistarle es casi misión imposible, un reto que se plantea a meses vista y aprovechando siempre un paso fugaz por Madrid, cosa que ocurrió ayer mismo. Cuando a los asesores de Luis Garicano Gabilondo (Valladolid, 1967) les pides hacer una entrevista netamente política -con el argumento de que la situación económica de nuestro país es lo que nos trae de cabeza a todos- aceptan, pero insisten que lo suyo es la economía y no quiere meterse en el jardín de la batalla política pura y dura.

Habla con soltura de las recetas económicas, pero vincula cualquier cambio de tendencia con la educación, que considera un pilar fundamental para situar a España entre los grandes. Tal vez porque la suya ha sido una historia de éxito académico, que se inició en el colegio San José de los jesuitas en Valladolid, licenciándose después en Económicas y Derecho, realizando un máster en Economía en el Colegio de Europa en Brujas y doctorándose en la Universidad de Chicago, alma mater del monetarismo de Milton Friedman y Arnold Harberger. Una carrera académica espectacular, desde la meseta castellana a la llanura de Illinois, que ha reforzado su idea de siempre sobre que el conocimiento y el esfuerzo son la llave de la prosperidad.

Deja en el aire si es cierto el rumor de que va a dejar su puesto de catedrático en la London School of Economics para incorporarse a la primera línea política en España. Dice que los Presupuestos son buenos, pero crítica que el PP tire de chequera con el PNV, afirma que hay paralelismos entre Podemos y Le Pen, que un Brexit duro tendrá consecuencias muy graves en España y que la corrupción es un handicap para el crecimiento económico.


Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens