Aragón

Aragón paga a sus proveedores con una media de 30,35 días

Zaragoza

El Período Medio de Pago a Proveedores (PMP) es de 30,35 días en la comunidad aragonesa, situándose por debajo de la media española de 33,45 días en el mes de junio, según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Hacienda.

El ratio de operaciones pagadas en la comunidad aragonesa fue en el pasado mes de junio de 28,92 días, estando por debajo de los 29,09 días de PMP medio en el conjunto de las autonomías en este ratio.

Por su parte, en relación al ratio de operaciones pendientes de pago, en Aragón se situó en 31,89 días en el mes de junio, estando también por debajo de la media española que fue de 38,18 días.

En cuanto a los ayuntamientos, los datos del Ministerio de Hacienda difundidos hoy reflejan que el Ayuntamiento de Zaragoza tiene un período medio de pago a proveedores de 21,52 días.

En concreto, el ratio de operaciones pagadas fue en junio de 25,43 días, mientras que el ratio de operaciones no pagadas se situó en 17,07 días en el mismo período.

Este es el tercer mes en el que se ha aplicado la nueva metodología aprobada en el Real Decreto 1040/2017.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.