Aragón

Bantierra obtiene un beneficio de 7,3 millones

Zaragoza

Bantierra ha cerrado el primer semestre de este año con un beneficio de 7,3 millones de euros, lo que supone el 80% de todo el beneficio que la entidad alcanzó en 2017. El objetivo para 2018 es cerrar en 11 millones de euros. La entidad centra su actividad en los segmentos de empresa, agrario y particulares, cerrando por completo el grifo de la financiación al sector de la promoción de construcción inmobiliaria. El ratio de morosidad de la entidad se sitúa en el 6,8%. Bantierra, que ha sumado 1.400 socios en este período, sigue avanzando en el proceso de digitalización con un proyecto en el que será pionera en España y que permitirá hacerse cliente a través de videoconferencia. La entidad rechaza el impuesto a la banca.

Los seis primeros meses del año arrojan resultados positivos para Bantierra. La primera cooperativa de crédito de Aragón ha cerrado el primer semestre con un beneficio de 7,3 millones de euros después de impuestos (9,5 millones de euros antes de impuestos), lo que representa el 80% de todo el beneficio obtenido a lo largo de 2017.

"El resultado de este primer semestre es importante y podemos estar satisfechos. Se nota más dinamismo en oficinas y en los equipos comerciales", según ha explicado el director general de Bantierra, Luis Ignacio Lucas, quien ha incidido en que no se puede establecer una comparativa en términos interanuales porque en 2017 se realizaron operaciones con repercusión en la cuenta de resultados como la salida de activos tóxicos y la venta de la red de Caja Abogados. En el primer semestre del año pasado, la entidad obtuvo un beneficio de 2,5 millones de euros.

Esta evolución de la entidad en los seis primeros meses de este año se ha producido principalmente por la puesta en marcha del plan de especialización de oficinas -segmentadas en el ámbito rural, mundo empresarial y mixtas o universales-, así como por el incremento de la cartera crediticia y de las operaciones financieras y por una menor necesidad de saneamientos por la reducción de la morosidad, cuyo ratio se sitúa en el 6,8% (medio punto por debajo de 2017 y en la medida del sector). La tasa de cobertura mejora hasta el 61% y, en cuanto a la solvencia, el capital de nivel 1 se sitúa en el 13,6% (el 0,7% por encima del cierre del ejercicio anterior).

El volumen de préstamos concedidos con garantía real aumentó el 11,31% en los seis primeros meses del año en comparación con el mismo período del año anterior, mientras que los concedidos con garantía personal experimentaron un incremento del 20,39%.

La entidad ha continuado mejorando los márgenes del negocio recurrente -el margen bruto se sitúa 56 millones de euros dentro de un contexto de tipos de interés bajos-, además de controlar los gastos de explotación, lo que ha permitido mejorar la eficiencia, que se sitúa en el 59,2% (casi un 3% mejor que el ejercicio anterior).

En este primer semestre, la entidad también ha tenido una buena evolución en banca personal y privada, con un crecimiento de los fondos de inversión de más del 6%, elevándose a casi 1.265 millones el total de los fondos gestionados por Bantierra.

En este período, la entidad ha reducido un 5% (alrededor de un millón de euros) sus costes a través de varias acciones medioambientales o por el envío de comunicaciones al cliente por medios electrónicos, entre otras. En concreto, el uso de Infomail ha crecido un 17%. "En Correos, al año, gastábamos un millón de euros".

Núcleos de negocio

La actividad de Bantierra se ha centrado principalmente en la atención al cliente particular -con especial orientación a los jóvenes-, las empresas y el negocio agrario, siguiendo con la estrategia iniciada en 2017 de especialización de las oficinas segmentadas en estas tres áreas.

Bantierra sigue siendo líder en el sector agrario, destacando su actividad en la tramitación de las ayudas a la PAC. Este año, en el que se ha producido un descenso de las ayudas a la PAC por el menor número de agricultores, la entidad ha alcanzado una cuota del 31,62% en Aragón. En el caso de Zaragoza, esta cuota se ha elevado hasta el 43%, mientras que en Huesca se ha situado en el 37%, siendo las dos provincias en las que concentra su actividad.

En el segmento del negocio agrario, se ha producido también un aumento de la financiación con casi 6 millones de euros más gestionados en anticipos PAC que en 2017. En el sector agroalimentario, la entidad tiene un volumen de negocio de más de 750 millones de euros.

El segmento de las pymes es otro de los ejes de negocio de Bantierra, en el que ha registrado un aumento del 20,56% en cuentas de crédito, además de producirse un incremento del 18,72% en operaciones de leasing y del 16,53% en descuento comercial. El volumen de negocio con el sector empresarial ronda los 200 millones de euros.

Con las empresas -especialmente pymes-, la entidad realiza operaciones con todos los sectores de actividad con la excepción de la construcción e inmobiliario que "no entra dentro de nuestros objetivos. En los dos últimos años a nivel de entidad no se ha concedido ni un euro a promoción de vivienda. No es nuestro foco de sector de actividad. Otra cosa es que los particulares quieran adquirir una vivienda, que es mercado finalista, o un empresario construirse una nave".

Y la tendencia va a seguir así porque se descarta financiar actividades relacionadas con el sector de la promoción inmobiliaria y construcción, al menos, hasta que se "purguen los pecados" de etapas anteriores y hasta que la entidad resuelva toda la venta de activos (el año pasado cerró operaciones por valor de 330 millones de euros), que se irá haciendo "poco a poco en los próximos diez años", aunque este período podría variar y ser inferior en función de la evolución del mercado.

Transformación digital

Bantierra, que ha sumado 1.400 socios, sigue avanzando en el proceso de transformación digital, creciendo los usuarios y el número de operaciones realizadas a través de banca electrónica.

El número de usuarios que se han dado de alta por primera vez en Ruralvía –banca electrónica de la Caja Rural-, ha crecido el 5,38%. Además, ha aumentado el número de usuarios de banca móvil en el 36,42%, mientras que el número de operaciones a través de Ruralvía ha experimentado un aumento del 14,49%.

El objetivo es seguir incrementando esta actividad, además de poner en marcha proyectos innovadores como la posibilidad de hacerse cliente de la entidad a través de videoconferencia. Una iniciativa de la que Bantierra será entidad piloto a nivel nacional y que se prevé que pueda estar en funcionamiento a finales de este año.

La transformación digital no conllevará una reducción de empleos ni tampoco la entidad baraja reducción en costes de personal. No obstante, sí se ha realizado una reestructuración de oficinas que ha llevado al cierre de seis en Zaragoza. En la actualidad, Bantierra cuenta con 226.

Además, la entidad también ha puesto en marcha el Proyecto Sirio, que se basa en un proceso de redefinición de la misión, visión y valores de la entidad dentro del que se ha consultado a más de 8.000 personas para conocer la opción sobre la entidad.

Impuesto a la banca

En relación al impuesto a la banca para sostener las pensiones públicas, el director general de Bantierra se ha mostrado contrario y ha abogado por "buscar otras alternativas", además de explicar que con la excusa de las ayudas que se han dado al sector financiero se quiere cargar esta tasa y "parchear".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.