Aragón

Aragón crece un 3% y alcanza un PIB récord de 36.000 millones de euros en 2017

Zaragoza

El Pleno del Consejo Económico y Social de Aragón (CESA) ha aprobado este miércoles, en una reunión celebrada en el IAACC 'Pablo Serrano' de Zaragoza, el 'Informe sobre la situación económica y social de Aragón 2017', del que se desprende que esta comunidad ha crecido un 3% en 2017 y ha alcanzado un PIB récord de 36.000 millones de euros. La economía aragonesa ha marcado también nuevos máximos en renta per cápita y exportaciones, superando los datos de 2008.

El presidente del CESA, José Manuel Lasierra, y la presidenta de su Comisión de Economía, María Dolores Gadea, han avanzado algunos de los datos más importantes del estudio, que se publicará próximamente en la página web del Consejo. Este informe, elaborado por los técnicos del CESA y sus colaboradores, se basa en un apartado económico y otro social.

Según ha explicado la presidenta de la Comisión de Economía, María Dolores Gadea, "el pasado 2017 fue un buen año para la economía aragonesa desde el punto de vista macroeconómico". El crecimiento se situó en un 3%, según los datos del Instituto Aragonés de Estadística (IAE), sólo una décima por debajo de la media española.

"Sin embargo, si atendemos a los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la cifra de crecimiento de Aragón se elevaría hasta un 3,6%, un porcentaje con el que se situaría a la cabeza del crecimiento de todas las Comunidades Autónomas", ha comentado Gadea. Además, conforme el CESA, la región ha crecido, por cuarto año consecutivo por encima de la media de la Unión Europea (UE) y la zona euro, estimados en un 2,4%.

Una consecuencia de esta mejora de la economía es que la cifra del PIB nominal de la Comunidad ha llegado hasta los 36.000 millones de euros. "Esto supone un récord histórico y, por primera vez, se ha superado el mejor dato del PIB de 2008, cuando alcanzó los 35.600 millones de euros", ha señalado la responsable de la Comisión de Economía de CESA.

"Las previsiones para este 2018 permiten augurar que la tendencia al alza continuará, de manera que la economía aragonesa habría acelerado su crecimiento durante los primeros meses del año hasta el 3,4%, cuatro décimas más que la media española", ha continuado Gadea.

Récord en renta per cápita

Otro dato que supone también un récord histórico para la Comunidad es el de la renta per cápita, que se ha situado en 27.000 euros en 2017, superando por primera vez el nivel de 2008, 26.650 euros. Esta cifra de renta per cápita se ha colocado un 9,6% por encima de la media del Estado (24.999 euros).

Gadea ha explicado que este dato "supone una senda de convergencia respecto a España, la UE y la zona euro, donde la media se sitúa en 30.000 y 32.000 euros, respectivamente".

Para la también profesora de Economía de la Universidad de Zaragoza, "estos datos macroeconómicos se asientan en dos pilares, por una parte, en la solidez de la demanda interna, tanto en consumo como en inversiones y, por otra, en el fuerte dinamismo de las exportaciones".

"Si atendemos al consumo, podemos observar en 2017 un crecimiento sólido y estable en torno al 2,4% y si nos fijamos en la inversión productiva, el crecimiento asciende al 4,4% en el gasto en bienes de equipo y a un 7,6% en la inversión en construcciones".

Por su parte, las exportaciones aragonesas han sido también buenas. En concreto, el pasado año han crecido un 6,7% y suponen más de un tercio del PIB regional (12.000 millones de euros). Además, la tasa entre exportaciones e importaciones es positiva, un 110,5%.

Crecimiento por sectores

Por sectores, ha destacado la industria manufacturera, con un crecimiento de un 5,1%. Mientras, el sector agrario ha crecido un 4,5% y el de la construcción un 4,6%. Los servicios han mostrado el crecimiento más moderado con un aumento de un 2,2%.

Gadea sólo ha mencionado "un pero" que tiene que ver con "uno de los factores más importantes a largo plazo para el crecimiento de la economía junto con el capital humano, el gasto en I+D". "A pesar del importante esfuerzo del sector público para aumentar estas inversiones, las cifras aragonesas están todavía lejos de las del conjunto de España y la UE", ha indicado.

En concreto, el gasto per cápita en I+D de la UE llega a los 600 euros, mientras, en España, se gastan 286 y en Aragón 235 euros. "Hay que tenerlo en cuenta de cara al futuro, pero en ningún caso ensombrecen las cifras positivas de la macroeconomía aragonesa en este periodo", ha concluido.

21.200 parados menos

Por su parte, el presidente del CESA, José Manuel Lasierra, ha comentado que, en 2017, se registraron 21.200 parados menos y 11.900 ocupados más. Así, la tasa media de paro en Aragón ha sido de un 11,7%, frente a un 17,2% en el conjunto nacional.

Las personas ocupadas en la región fueron 565.800, cifra inferior a los 626.000 ocupados de 2008 y que supone que, en los últimos cuatro años se ha recuperado el 46% del empleo perdido durante la crisis. "La productividad ha crecido mucho, con menos personas empleadas producimos más, ya que se ha superado el PIB del año 2008", ha apostillado Lasierra.

El dato negativo es que el paro ha bajado más de lo que ha crecido el empleo, lo que significa que se ha producido una perdida de población activa. "Esto disminuye el número de cotizantes y de personas que aportan riqueza", ha alertado el presidente del CESA, quien ha querido subrayar que "lo importante es que se ha creado empleo y se ha reducido la tasa de paro".

"Lo que ha continuado durante 2017 es la temporalidad, consecuencia lógica del ciclo económico. Cuando el ciclo se encuentra en recesión, se destruyen primero los empleos temporales, y cuando está en expansión son estos empleos los que se recuperan, ya que el número de contratados fijos a nivel nacional no difiere mucho del de 2008", ha considerado.

Según los datos del informe, la ocupación creció mas entre los hombres que las mujeres y además fueron estas últimas las que suscribieron un mayor número de contratos temporales. Por otra parte, la mejora del empleo se ha centrado en la población asalariada que es la que más ha crecido, 15.400 personas más, mientras, los no asalariados, han disminuido en 3.500.

Los sueldos crecieron levemente en 2017, algo que para Lasierra "es un precedente de lo que va a venir. La semana pasada se firmó el cuarto acuerdo sobre la mejora de la negociación colectiva que contempla nuevos aumentos para el próximo año, algo normal teniendo en cuenta la situación económica".

Calidad de vida en Aragón

En la comunidad aragonesa, se ha producido un incremento de las rentas medias y bajas, y por contra, han disminuido las rentas altas y medias altas, por lo que "se ha producido una especie de tendencia hacia la igualación", según ha afirmado Lasierra.

"Observamos que los hogares con baja intensidad de empleo, es decir aquellos en los que trabajan pocas personas y pocas horas, han disminuido notablemente. Somos la tercera región con menos hogares en esta situación, 5,9%, muy por debajo de la media nacional, que se sitúa en el 12,8%", ha recalcado Lasierra durante su intervención.

"Lo mismo sucede con los hogares que tienen dificultades para llegar a fin de mes. Aragón es la tercera comunidad con una mejor situación a este respecto, 4,6%. Como consecuencia, el riesgo de pobreza en la región ha caído y se ha colocado 9,5 puntos por debajo de la media española", ha añadido el presidente del CESA.

El informe refleja asimismo que, en relación a las políticas sociales, prácticamente se han recuperado las cantidades destinadas por habitante y año a sanidad, educación, seguridad y protección social que había en 2008.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.