Aragón

Muerde la Pasta crece en Zaragoza con nuevas aperturas

La cadena de restaurantes de inspiración italiana sigue aumentando su presencia en la capital zaragozana en la que abrirá el próximo 22 de junio su tercer establecimiento. Una apertura que se enmarca dentro del plan de expansión de la empresa.

El nuevo restaurante de Muerde la Pasta está situado en la nueva zona de restauración y de ocio del centro comercial Gran Casa de Zaragoza.

El local tiene una superficie de 650 metros cuadrados -con capacidad de acoger 557 comensales-, más 62 metros cuadrados de Pasta Park para que los más pequeños puedan disfrutar de un espacio de diversión con la piscina de bolas y el gran tobogán.

La oferta gastronómica comprende un amplio lineal del buffet en el que se pueden elegir hasta más de 150 recetas típicas de la cocina italiana y mediterránea, que están elaboradas diariamente con productos frescos y de primera calidad, según han explicado desde la empresa.

Por ejemplo, se pueden degustar pastas secas, rellenas y gratinadas, pizzas saladas o dulces, ensaladas, carnes, pescados, verduras o arroces, aparte de tener un amplio servicio de postres, helados y café. Unos productos para los que no hay límite de consumo y que tienen precio cerrado.

Este nuevo restaurante es el tercero de Muerde la Pasta tras las aperturas en el parque comercial y de ocio Intu Puerto Venecia, que abrió sus puertas en 2012, y el del centro comercial Plaza Imperial, que se puso en marcha en 2008.

Con este nuevo establecimiento, que se ha inaugurado hoy, Muerde la Pasta alcanza la cifra de 27 restaurantes en España con los que espera superar la cifra de cinco millones de clientes en 2018, que fueron los que pasaron por sus establecimientos el año pasado.

Esta apertura, además, se produce un mes después de que la empresa de restauración ampliase su presencia en España, en concreto, en la capital sevillana con un nuevo restaurante situado en la estación de Santa Justa de Sevilla.

Una presencia que Muerde la Pasta quiere aumentar todavía más, puesto que el objetivo es realizar 10 aperturas más en este año. De ellas, tres serán en propiedad, mientras que los otros siete restaurantes serán en régimen de franquicia.

Muerde la Pasta cerró el año 2017 con más de 60 millones de euros de facturación, lo que supone un aumento del 15% en ventas en comparación con el año 2016. La facturación media por local es de 2,5 millones de euros al año. La plantilla es de 1.100 empleados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.