Andalucía

Familiares y empresarios homenajean al ex presidente de la CEA Rafael Álvarez Colunga

  • "Siempre recuerdo su repetida frase de menos política y más sociedad civil. Era optimista, jovial y alegre, y el hecho de que hoy nos reunamos aquí todos los sectores de la sociedad y de todas las edades da idea de lo atípico y excepcional de su personalidad", destacó Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla.
Rafael Álvarez Colunga, en una imagen de archivo.

Un busto en el Museo de Carruajes de Sevilla recuerda la figura del empresario farmacéutico sevillano. Los asistentes destacaron su capacidad de diálogo, su personalidad desbordante y su labor de modernización al frente de la patronal andaluza.

Destacados representantes de la clase empresarial andaluza rindieron ayer homenaje a la figura de Rafael Álvarez Colunga, presidente de la CEA entre 1996 y 2002, que falleció a final de 2008. La convocatoria de ayer tuvo un doble motivo: primero, presentar el libro de actas del congreso que honró su memoria en Morón de la Frontera (su localidad natal) hace un año; y, segundo, inaugurar un busto permanente en la entrada del Museo de Carruajes de Sevilla. Al acto asistieron su esposa, Mercdes, y su hijo Jaime, que mantiene la tradición empresarial familiar.

"Era generoso, un coleccionista de amigos, un andaluz reconocido e ilustre. Parecía que el trabajo era algo ocasional para él, cuando en realidad era un trabajador incansable; siempre decía lo que pensaba, aunque siempre había pensado antes qué decir; y nunca me dejó que le homenajeara desde la CEA", resumió Santiago Herrero, que le sucedió en la presidencia de la patronal desde 2002 y hasta hoy.

"Siempre estuvo empeñado en fortalecer las estructuras empresariales, desde la llegada de la democracia. Era una persona singular en las negociaciones y en sus planteamientos, pero muy claro en sus objetivos", glosó Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla. "Siempre recuerdo su repetida frase de menos política y más sociedad civil. Era optimista, jovial y alegre, y el hecho de que hoy nos reunamos aquí todos los sectores de la sociedad y de todas las edades da idea de lo atípico y excepcional de su personalidad", concluyó.

Rafael Álvarez Colunga nació en Morón de la Frontera en 1937, en una familia de pequeños empresarios agrícolas. Se licenció en Farmacia, luego se doctoró en Química Orgánica y fue presidente del Colegio Andaluz de Farmacéuticos. Recibió la medalla de Oro de Andalucía en 2005.

A su homenaje ayer en Sevilla acudieron, además de la cúpula de la CEA, su sobrino Javier Arenas (presidente del PP de Andalucía); el presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero; el presidente de la patronal de Sevilla, Antonio Galadí; el presidente del Consejo Andaluz de Cámaras, Antonio Ponce; el presidente de la Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios; así como otros destacados representantes del empresariado sevillano como la familia Contreras o el presidente de Merkamueble, Francisco León.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado