Ahorro Energético

Aumenta un 25 por ciento el reciclaje de televisores

Los españoles enviaron durante el primer trimestre de 2010 un 25 por ciento más de viejos televisores a las plantas de reciclado respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER).

Así, la FER estima que en 2009 los españoles reciclaron unas 12.000 toneladas de televisores debido, entre otras causas, a la disminución del coste de los televisores planos y a la llegada del apagón analógico, que está "impulsando" a muchos consumidores a cambiar su viejo televisión por una nueva, plana y con receptor de TDT integrado, al tiempo que advierte de la posibilidad de que el próximo mundial de fútbol acabe por "dar la puntilla" a los antiguos receptores.

El proceso de reciclado

La organización señala que las formas en que estos llegan a las plantas de reciclaje son desde la retirada por parte del técnico que instala el nuevo televisor, el depósito por parte del ciudadano en le punto limpio de su localidad, pasando directamente por la red capilar de pequeños recuperadores que lo "rescatan" de la calle y lo llevan a una planta de reciclaje.

En España existe una docena de plantas especializadas de reciclaje, que una vez recibido el viejo televisor inicia un laborioso proceso de desmontaje que permite el reciclaje de la mayor parte de sus componentes.

En primer lugar se separa la carcasa, que normalmente es de plástico, del tubo de rayos catódicos y de la electrónica. A continuación, el tubo de rayos catódicos pasa por un proceso que los separa en dos partes: la parte plana y la del propio tubo. En la primera se aspira "meticulosamente" el fósforo y, por otro lado, el vidrio de la parte cónica que contiene plomo es separado y triturado para poder fabricar hornos y vitrocerámicas.

Las tasas de reciclaje con respecto a Europa

En estas modernas plantas, según añade la FER, se permiten tasas de reciclaje de los televisores cercanas al 100 por ciento, ya que el 48 por ciento se reutiliza para fabricar hornos, vitrocerámicas, baldosas y otros elementos de vidrio; el 12 por ciento es acero; el 5,25 por ciento de cobre se envía a fundiciones de estos metales que fabrican todo tipo de productos nuevos como vigas o coches (acero), o cables, tuberías, circuitos integrados (cobre) y, finalmente la parte de plástico se tritura y envía a extrusionadores de plástico donde se fabrican nuevos productos.

De este modo, España supera las directrices marcadas por la Directiva Europea 2002/95/96 que fija en cuatro kilogramos por habitante y año la cantidad mínima de recogida de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Los televisores suponen una cuota cercana al 5 por ciento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias